24 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

¿Qué aspecto tendrían como mujeres Sánchez, Casado, Iglesias o Abascal?

La versión femenina de Pablo Casado Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

La versión femenina de Pablo Casado Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Un tuitero viraliza el resultado de aplicar la tecnología a un cambio de sexo virtual de todos los lideres políticos de España, con un resultado sorprendente.

 

 

Muchas veces se ha hablado de la necesidad de poner "una mirada femenina" a una política copada por los hombres en la posición principal: de todos los grandes partidos, solo Cs tiene una mujer al frente, Inés Arrimadas.

Pero eso ha cambiado, al menos vitualmente, gracias al sorprendente juego que un tuitero, de nombre Dromus, ha difudido en la red social con un curioso experimento: utilizar la tecnología para cambiar de sexo a los principales dirigentes políticos de España y que, al menos durante unos minutos, se vean como mujeres si son hombres y como hombres si son mujeres.

Por su experimento desfilan todos, con resultados desiguales pero en todos los casos llamativos. Y una conclusión aparente: salen ganando ellos, más que ellas, con el cambio de sexo. Los primeros ejemplos asó lo atestiguan: Pedro Sánchez, Pablo Casado y Pablo Iglesias no quedan nada mal con su metamorfosis:

 

 

Tampoco Santiago Abascal, que suaviza sus facciones aunque mantiene esa mirada de "aquí vamos a tener un problemilla".

 

 

Algo que no puede decir Irene Montero, la flamante ministra de Igualdad que al mutar en hombre parece volver a empadronarse en algún polígono de extrarradio, bien lejos de las brisas serranas de Galapagar:

 

 

Pero también hay excepciones y el cambio no parece sentarles del todo bien, como en los casos de Mariano Rajoy del líder independentista Gabriel Rufián:

 

 

 

La galería completa está en el perfil del sagaz tuitero, e incluye otros nombres ilustres como los de Cayetana Álvarez de Toledo, Alberto Garzón, Inés Arrimadas, Isabel Díaz Ayuso, Miguel Ángel Revilla, Javier Ortega Smith o José Luis Martínez Almeida, cuya transformación es, sin duda, una de las más divertidas:

 

 

Comenta esta noticia