26 de enero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La estadística que hunde la imagen de campeona de la solidaridad de Carmena

La exalcaldesa, que llegó en 2015 al Palacio de Cibeles dibujando una ciudad repleta de niños famélicos deambulando por las calles, tiene mucho por lo que callar tras dejar el poder.

En mayo de 2015, el Partido Popular volvió a ganar las elecciones municipales en la ciudad de Madrid. Su candidata, Esperanza Aguirre, logró 21 de los 57 ediles en liza. Sin embargo, quien se convirtió en alcaldesa fue Manuela Carmena -la elegida por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, para conquistar Madrid-, que sumó sus 19 concejales a los 9 que le prestó el grupo socialista liderado por Antonio Miguel Carmona, pese a que Aguirre le hizo la oferta de convertirle en alcalde para que la izquierda radical no se hiciera con las riendas de la primera ciudad de España.

Manuel Carmena llegó a la Alcaldía con una afirmación demagógica: que en Madrid había nada más y nada menos que "25.000 niños hambrientos". Como si la capital de España fuera un remedo de las calles de Bombay. De modo que la venerable podemita se convirtió para muchos -los que se creyeron esas cifras- en un referente de la solidaridad con los más castigados por la crisis económica de entonces.

 

Cuatro años después, y ya con Carmena fuera del Ayuntamiento -pero esperando que Pedro Sánchez sea investido y le haga una señal para incorporarse (dicen las malas lenguas) como Defensora del Pueblo u otro alto cargo a su Administración- han salido a la luz unas cifras que hunden por completo la imagen de Carmena como ejemplo de buen hacer de las instituciones públicas con los más desfavorecidos.

Tal y como informa El Mundo, a partir de "datos oficiales del Ayuntamiento de Madrid", el Ejecutivo de izquierda radical liderado por Carmena "redujo las ayudas económicas a familias en 15 de los 21 distritos" de la capital.

Estas ayudas vienen recogidas en los presupuestos municipales, por lo que el nuevo Equipo de Gobierno, formado por PP y Ciudadanos, no ha tenido más remedio que cumplir con lo aprobado por el Pleno que dio el plácet a las cuentas para el presente ejercicio, a punto de finalizar.

Cuentas que recogen por ejemplo, la reducción de hasta en 80.000 euros en ayudas que sufrió uno de los graneros de votos de Carmena en 2015: Puente de Vallecas. Este distrito recibió en 2018 672.987 euros.

Esta reducción de ayudas sociales impulsada por el Equipo de Gobierno de Manuela Carmena afecta a subvenciones, entre otras, para alimentación o para pagar el alquiler que llevan años solicitando miles de familias. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP