Escola Valenciana defiende el mapa de los "Països Catalans"

Aula de 1ª de ESO del Instituto de Educación Secundaria Violant de Casalduch  de Benicàssim

Aula de 1ª de ESO del Instituto de Educación Secundaria Violant de Casalduch de Benicàssim

A raíz de las acusaciones de un posible adoctrinamiento en un instituto de Benicassim, la entidad cívica ha dicho que "negar la unidad de la lengua es como afirmar que la Tierra es plana".

Escola Valenciana ha vuelto a defender el mapa de los "Països Catalans" en las aulas valencianas. A raíz de las acusaciones que recibió el pasado mes de diciembre por posible adoctrinamiento en un el Instituto de Educación Secundaria Violant de Casalduch de  Benicàssim (Castellón), donde se mostraba a los alumnos un mapa que sustituía a la Comunidad Valenciana por 'països catalans', la entidad cívica ha dicho que "negar la unidad de la lengua es como afirmar que la Tierra es plana".

El Ayuntamiento de Benicàssim (gobernado por el PP en minoría) y otras formaciones políticas como Vox o Ciudadanos exigieron en su día la retirada de dicho mapa por considerar que "los estudiantes debían tener garantías de que su educación se enmarcara en el estado democrático y constitucional y porque un centro educativo debe estar siempre obligado a transmitir el conocimiento de una manera aséptica, científica y seria". Sin embargo, Escola Valenciana insiste en que "los partidos de la derecha tratan de crispar y manipular a la sociedad con afirmaciones que cuestionan la profesionalidad del cuerpo docente" y que  "lo que evidencian es una ignorancia total de nociones científicas como la unidad de la lengua" (catalana)", ha manifestado el presidente de este colectivo, Vicent Moreno.

"En la actualidad, negar la unidad de la lengua es como afirmar que la Tierra es plana, porque los dos casos cuentan con la comunidad científica competente. Hace siglos se demostró que los barcos no caen por el hemisferio cuando navegan, de forma parecida, los máximas autoridades en materia de lengua, la Acadèmia Valenciana de la Llengua, el Institut d'Estudis Catalans y la Real Academia Española han afirmado que nuestro valenciano es una lengua románica, el catalán, y se habla en Cataluña, el País Valenciano, las Islas Baleares, la Franja de Ponent, Andorra, la Cataluña Norte, El Carche y el Alguer".

Para Vicent Moreno, "esto, ningún político, por mucho que le pese, lo puede negar, porque se expone a hacer público su desconocimiento de la realidad", y añade que "el IES Violant de Casalduch de Benicàssim "ha hecho aquello que se espera de los maestros: ha transmitido el conocimiento al alumnado".

Los maestros forman con ilusión y sentido crítico

La entidad se ha sumado al listado de adhesiones en apoyo del citado instituto y ha recalcado que "utilizar mapas en clase de lengua no está censurado y que un mapa lingüístico es una herramienta pedagógica que ayuda el alumnado a retener mejor la información. La finalidad del docente es enseñar a través de nociones científicas, por lo cual, hay que hacer hincapié en la labor loable de todos los maestros que forman al alumnado con ilusión y sentido crítico". 

En la misma línea, Escola apoya a los argumentos expuestos por el Instituto de Educación Secundaria Violant de Casalduch : "No podemos permitir este acoso en un centro educativo. Está claro que se trata de una estrategia política para intoxicar los relaciones personales en el interior de su comunidad educativa. La ignorancia es un material combustible capaz de generar conflictos inventados, pero la manipulación consciente de información científica es un enaltecimiento del odio que puede tener consecuencias imprevisibles".

Para Escola Valencina y su presidente, "la unidad de la lengua es una realidad científica irrefutable y, sin aludir a las más de 40 sentencias judiciales que así lo confirman, esta realidad se tiene que vivir con total normalidad".

Comenta esta noticia
Update CMP