Denia, el hospital que pone malo a Ximo Puig

El president lleva toda la legislatura prometiendo para antes de elecciones la reversión de Denia. Lo último ha sido intentar una compra “en diferido” a las concesionarias.

En todos los debates de Política General y en alguna ocasión más el presidente Ximo Puig ha empeñado su palabra en que la reversión del área sanitaria de La Marina, de la que es cabeza visible el Hospital de Denia, iba a tener lugar durante la presente legislatura. Como muy tarde, el 26 de mayo de este año. Y al 100%.

Eso significa que la Generalitat habría de pagar el rescate anticipado a las dos concesionarias (DKV, 65% y Ribera Salud 35%) puesto que la concesión no termina hasta 2023. Se calcula -no se sabe cierto- que unos 40 millones a una y 20 a otra, pero todo sujeto a una negociación hasta ahora opaca. Ribera Salud tiene concesiones en otras áreas sanitarias de la Comunidad Valenciana, cuyo final prorrogado podría ser una baza negociadora para su 35% dianense.

 Pero la parte del león la tiene DKV. Y ahora hemos sabido que la Conselleria le ha propuesto este mismo mes la compra de sus acciones ya, pero con el pago aplazado al 1 de enero de 2020, sujeto a dos condiciones: que el tripartito botánico gane las Autonómicas y siga gobernando, y que los presupuestos para ese año se aprueben a tiempo para la firma.

Según adelanta El Mundo, la Generalitat pretendía un preacuerdo vinculante por escrito. A la concesionaria le ha entrado la risa, porque tendría que abandonar la gestión de La Marina sin que nada le garantice un cobro supeditado a que después de mayo sigan gobernando los mismos.

La imagen de Puig, con sus repetidos órdagos, está en juego. Además, aliados suyos en este objetivo de la reversión quieren que ésta tenga lugar no de cualquier manera, sino al estilo Alzira, a pesar de los más de cincuenta recursos que la reversión en La Ribera acumula en los juzgados.

La idea del PSPV era crear una empresa pública para llevar el hospital revertido. Pero Podemos ya le advirtió que tal posibilidad no figura en el acuerdo del Botànic ni en la Ley de Salud de la Comunidad Valenciana.

David Geffner, el portavoz morado de sanidad en Corts, recuerda que Puig ha prometido esta reversión en cinco ocasiones y que a pocos meses del final de la legislatura el panorama no termina de despejarse.

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP