21 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La increíble versión de Iglesias sobre el escándalo de Podemos tras 7 días mudo

Al futuro vicepresidente no le ha quedado más remedio que hablar sobre las supuestas irregularidades y sobresueldos destapados por dos exabogados de la formación. Aunque a su manera.

Una semana después de que saltara el escándalo en Podemos, Pablo Iglesias no tiene nada que decir más allá de retar a los exabogados Manuel Calvente y Mónica Carmona a ir a los tribunales. 

El futuro vicepresidente del Gobierno -si es que ERC finalmente llega a un acuerdo con el PSOE- compareció este miércoles en el Congreso tras reunirse con el Rey en Zarzuela. 

Y no pudo evitar que le preguntaran por las supuestas irregularidades y sobresueldos en el seno de su formación tras lo destapado por el que hasta hace días fue jefe del departamento legal del partido. 

Iglesias despejó balones y dijo: "Si alguien tiene algún ilícito, que vaya a los tribunales", y recordó que Calvente fue despedido por, presuntamente, acosar a una trabajadora de su departamento. O ésa es al menos la versión de Podemos, porque no hay denuncia por parte de la formación ni de la víctima.

Acto seguido denunció que no es la primera vez que su partido es objeto de "gravísimas acusaciones" y que la Justicia siempre "ha echado para atrás" todas las denuncias contra él. 

E incluso sostuvo que esto es una nueva operación de las "cloacas del Estado", que han intentado destruir a Podemos y evitar su llegada al Gobierno, mediante "policía política trabajando con periodistas de tabloides". 

 

Comenta esta noticia