23 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias enchufa por fin con nómina pública a su fichaje que fracasó tres veces

Pablo Iglesias en un abrazo a su gran fichaje, el exJemad José Julio Rodríguez.

Pablo Iglesias en un abrazo a su gran fichaje, el exJemad José Julio Rodríguez.

Se la debía. Uno de los primeros nombramientos del flamante "vicepresidente social" de Sánchez tiene nombre: el exJemad, José Julio Rodríguez. La gran apuesta que fue un bluf.

Nadie duda en Podemos, que a Pablo Iglesias le hubiera gustado mucho ver al general José Julio Rodríguez como el nuevo ministro de Defensa de Pedro Sánchez. Incluso su nombre figuró en algunas quinielas para dirigir el CNI. Iglesias le debía al exJEMAD de José Luis Rodríguez Zapatero un premio tras tres fracasos seguidos. Ya lo tiene.

El general del Ejército del Aire, máximo responsable de las Fuerzas Armadas duranta la etapa de la fallecida Carmen Chacón, será el nuevo jefe de gabinete de Iglesias en la Vicepresidencia. Cargo de postín, fontanero en jefe del próximo número tres de Sánchez en La Moncloa. En el círculo más influyente del poder aunque su despacho no estará en el complejo monclovita.

Iglesias ha filtrado apenas unos minutos después de la investidura de Sánchez los nombres de su equipo más estrecho. Va a nombrar al secretario de Economía de su partido, Nacho Álvarez, y a la portavoz parlamentaria adjunta, Ione Belarra, secretarios de Estado de Economía Social y de Derechos Sociales, respectivamente, y al mencionado Rodríguez, su jefe de gabinete.

De esta forma, Iglesias ha decidido rodearse de dirigentes de Podemos afines y de confianza para desarrollar sus labores en la Vicepresidencia Segunda.

Rodríguez fue uno de los primeros fichajes-estrella de Iglesias en 2015. Pero su trayectoria ha sido todo un fracaso. No logró su escaño por Zaragoza en su primer examen en las urnas. Iglesias lo colocó a dedo entonces en Almería y tampocó logró acta en la repetición de las generales en 2016.

Y falló estrepitosamente también en su intento de colocarlo como número dos de Manuela Carmena en una estrategia que pretendió en su día convertirle en alcalde de Madrid. Lo más que había conseguido hasta ahora es presidir la gestora que rige los destinos de Podemos Madrid desde la dimisión de Ramón Espinar. Pero, ahora por fin, ya tiene una nómina pública.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP