23 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tenía razón Sánchez: Podemos es pobreza y racionamiento, pero gracias a él

Ningún Gobierno debería presumir jamás de subsidios contra la pobreza, salvo que busque algo tan perverso como que los ciudadanos se sientan en deuda. Éste es el caso de España.

 

 

Que un solo ciudadano necesite un Ingreso Mínimo Vital es una prueba de fracaso. Solo son imprescindibles ese tipo de subsidios allí donde hay miseria, racionamiento, dificultades y colas de hambre. Ningún Gobierno puede presumir de algo así, pues, salvo que ese Gobierno sea de Podemos.

En ese caso presumirán y llegarán a decir, como hizo Echenique sin ningún pudor, que gracias a ellos a nadie le faltará "un plato de comida", como si algo tan básico como alimentarse dependiera ya de la decisión gubernamental y el receptor de la ayuda quedara en deuda con tan generosos gobernantes.

Al final va a tener razón Pedro Sánchez cuando dijo en 2014 esto en una entrevista con Antena 3, para rechazar todo entendimiento con Podemos que, finalmente, incumplió: "El final del populismo es la Venezuela de Chávez, la pobreza, las cartillas de racionamiento, la falta de democracia”.

 

 

En todo caso, Podemos no ha inventado nada. simplemente le ha cambiado el nombre para que un derecho reconocido por el Estado se perciba como una dádiva del partido. En España existe desde hace años la sanidad pública universal, la educación pública, la asistencia social y una red general de atención al ciudadano y al desfavorecido que consume buena parte del presupuesto público.

Y también existe ya el Ingreso Mínimo Vital: se llama Renta Activa de Inserción y lo concede el Estado a través del SEPE, por al menos tres años, para parados de larga duración. Y luego hay 19 subsidios similares: 17 de las Comunidades y dos de las Ciudades Autónomas, con nombres como la Renta Básica de Inserción de Madrid, el Ingreso Mínimo de Solidaridad de Castilla-La Mancha o el Salario Social Básico de Asturias.

Más pobres

Todos ellos están vinculados a la necesidad y duran mientras dura ésta. Que es lo propio. La única novedad es que Podemos quiere hacerla eterna para que esa pobreza sea eterna también. No les hacen un favor a los receptores, les condenan a esa situación. Algo que a este paso van a lograr con la estimación de paro prevista, de un 20%.

Porque no se ven capaces de crear empleo, porque tienen miedo a la gente libre y autónoma y porque el clientelismo caritativo caracteriza al comunismo más trasnochado y peligroso desde siempre. Si ellos creen que los pobres les votan más, harán lo posible porque haya más pobres y más dependientes. Así de simple y de lamentable.

Comenta esta noticia