18 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

TV3 organiza una "guerrilla" para evitar que el Gobierno controle la televisión

Un polémico rótulo durante la histórica manifestación del 8-O en Barcelona.

Un polémico rótulo durante la histórica manifestación del 8-O en Barcelona.

Directivos y empleados de la televisión publica catalana tienen diseñado un plan de contingencia para evitar, con acciones de resistencia, que el Ejecutivo central tome el control de la CCMA

Los trabajadores de TV3, impulsados por sus propios cargos directivos, están preparando una acción organizada para evitar que el Gobierno central asuma el control de la televisión pública catalana que se ha convertido, en los últimos meses, en el brazo armado propagandístico del independentismo. 

Un auténtico altavoz proindependentista del Govern de Carles Puigdemont que ha recrudecido su mensaje y multiplicado las manipulaciones informativas en beneficio de la causa independentista.

Por ello, en los últimos días era un clamor la intervención gubernamental en la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) para facilitar así la vuelta a la normalidad democrática en Cataluña y en la rueda de prensa de este sábado de Mariano Rajoy, a preguntas precisamente de un periodista de TV3, se ha vislumbrado que el Ejecutivo intervendrá en los próximos días en la televisión y radio catalana. 

Pero no lo va a tener nada fácil porque, según ha podido saber ESdiario de fuentes del ente público televisivo, los trabajadores tienen un plan de "guerrilla" para evitar la intervención. El primero de los pasos será el más sencillo: la resistencia pasiva, esto es no cumplir las órdenes y directrices que le lleguen desde la nueva dirección (provisional) de la cadena. 

No se descarta que en directo realicen manifestaciones y "asaltos" a platós, en un episodio bastante similar al sucedido cuando Alberto Fabra anunciara el cierre de Canal 9 TVV en noviembre de 2013.

En un segundo escenario posible tras la insumisión de los trabajadores a la nueva jerarquía, la televisión y la radio catalana se convertiría en "ingobernable", por lo que podría plantearse la opción de cerrar cautelarmente y temporalmente sus emisiones.

Y es en este aspecto en el que entraría en acción la guerrilla de los trabajadores que se han organizado, incluso implicando a familias, para posicionarse como barrera y "escudos humanos" en lugares estratégicos, desde el punto de vista de la logística, para evitar el corte de la señal. 

Así, los trabajadores -según las fuentes consultadas por ESdiario- tienen previsto encadenarse en la entrada de la sede de la CCMA y del mismo modo repartirse y plantearse estratégicamente por los repetidores y emisores de la señal de los canales de radio y televisión para evitar así su clausura, acción que muy probablemente estaría en manos de la Guardia Civil.

De esta forma, además, conseguirían una "efectista y victimista" foto para la sensacionalista propaganda independentista que denunciaría así una supuesta merma de las libertades, democracia y libertad de expresión. 

Ocurra lo que ocurra Tv3, tal y como la conocemos la gestión y la línea editorial de pensamiento único que ha impuesto hasta ahora, tiene las horas contadas.

Comenta esta noticia
Update CMP