Dolón pide a Puig que prorrogue la concesión del Hospital y “rompa sus cadenas”

El alcalde de Torrevieja tiende la mano a Ximo Puig para seguir prestando un servicio sanitario de calidad a Torrevieja y comarca

El alcalde de Torrevieja tiende la mano a Ximo Puig para seguir prestando un servicio sanitario de calidad a Torrevieja y comarca

El PPCV ofrece estabilidad al president para aprobar los presupuestos “y que no caiga en el chantaje de Compromís y Podemos”. El alcalde de Torrevieja le pide a Puig "una decisión sensata"

El alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón, ha manifestado a Esdiario que le ha planteado a Ximo Puig que se decline “por lo que todos entendemos que va a ser lo más positivo y beneficioso para todos, porque sabemos que el Gobierno valenciano -y el primero que lo sabe es Ximo Puig- no tiene capacidad económica para mejorar la asistencia sanitaria de la ciudad de Torrevieja”.

La empresa concesionaria de Ribera Salud presentó en Torrevieja, ante toda la sociedad torrevejense, un plan de inversión para los próximos cinco años cuantificado en más de 40 millones de euros, de los que 22 millones se invertirán en la ciudad, en la mejora de accesos, comunicaciones y servicios.

Ribera Salud propone un ambiciosa plan de mejora

En el compromiso se incluye la renovación de dos centros de salud, “uno de ellos prácticamente van a hacerlo nuevo, y en el otro renuevan toda la maquinaria que lleva más de 10 años sin actualizar, además van ampliar el hospital en casi 2.000 metros cuadrados y renuevan totalmente al 100% toda la maquinaria y la tecnología. Contratarán más personal y algunas especialidades que las teníamos fuera vuelven al hospital”, ha destacado el alcalde.

Por todo ello, el primer edil torrevejense lanza un mensaje a Ximo Puig para que reflexione sobre esta decisión “puramente ideológica” y recoja el guante de la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, para evitar el empeoramiento del servicio y no permitir la precariedad de las instalaciones y la fuga de profesionales de prestigio.

Bonig le ha ofrecido al presidente Puig la aprobación de los presupuestos a cambio de acordar un plan de renovación de las concesiones hospitalarias que están demostrando ser un modelo de éxito, más eficientes y más económicas para el erario autonómico valenciano.

Una reversión ‘puramente ideológica’

El primer edil de Torrevieja afirma que “no tengo duda, es ideología 100%. Ideología que además tiene en cierta medida chantajeado al señor Presidente de cada uno de los valencianos, Ximo Puig, el único que puede dar la vuelta a esto, porque al final tiene un acuerdo con el Botànic y él está obligado a seguir esta hoja de ruta”.

Dolón se lamenta de que “nadie entiende que quieran revertir un hospital que funciona muchísimo mejor que los de titularidad pública y encima es más barato. Atienden más rápido, operan antes y encima le cuesta menos dinero a las arcas públicas” Es por eso que el alcalde torrevejense está convencido de que se trata de un “asunto de ideología”.

Hay 1.400 trabajadores pendientes de la prórroga

De los 1.400 trabajadores del Hospital Universitario de Torrevieja, la gran mayoría son de de la ciudad o del área de influencia “o se han instalado aquí porque hay médicos prestigiosísimos que han estado en los mejores hospitales de Madrid, Barcelona o de Navarra y se han afincado en Torrevieja”, ha explicado el alcalde, y señala que “se compraron su vivienda y viven aquí encantados, pero con preocupación e incertidumbre sobre lo que pueda pasar”.

Dolón afirma que “estos trabajadores son perfiles de profesionales que no estarían en un hospital 100% público, porque no les gusta la forma de trabajar de los hospitales de titularidad pública, como ya lo hemos visto en el hospital de Alzira con la fuga de profesionales de primer orden en el momento en el que se produjo la reversión”. En Torrevieja temen que si se produjese la gestión pública del centro la calidad en atención y en cualificación profesional bajaría porque muchos de los más prestigiosos facultativos se irían a otra parte.

Eduardo Dolón lanza el guante a Ximo Puig para que decida “si sigue encadenado o se suelta de esas cadenas de Compromís y Podemos. Isabel Bonig se lo he dicho muy claro: le aprobamos los presupuestos”. Dolón insiste en que Puig “tiene una propuesta sobre la mesa de que el Partido Popular le dará la estabilidad que le faltaría en caso de que le retiren la confianza Compromís y Podemos. Yo espero que pueda recoger esa mano tendida”.

Comenta esta noticia