24 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ussía enfrenta a los españoles a la cruda realidad con la mujer de Pedro Sánchez

Lo de Begoña Gómez parece no conocer límites a pesar de la que está cayendo encima de su esposo y del Gobierno socialista. Menos mal que el periodista ha dejado claro lo que hay y lo que no.

Mientras el Gobierno de Pedro Sánchez se desmorona con los últimos audios que salpican a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, Alfonso Ussía utiliza su columna de La Razón para poner la puntilla al presidente del Gobierno más "bonito" de la democracia.

Porque "uno a uno, los miembros del Gobierno del doctor Sánchez no son bonitos. Ni Borrell es bonito, ni Margarita Robles bonita, ni Carmen Calvo para tirar cohetes. Pero pontificar de lo bonito y lo feo es una falta de educación. Él sí es bonito. Lo reconozco. Se puede afirmar sin margen de error, que el doctor Sánchez es el más bonito de los presidentes que hemos tenido en la libertad recuperada y en trance de ser perdida definivamente. Más bonito que Adolfo Suárez, que Leopoldo Calvo-Sotelo, que Felipe González, que José María Aznar, que Jose Luis Rodríguez Zapatero y que Mariano Rajoy"

La agenda propia de la "esposa del doctor"

Pero para Ussía "más que Gobierno bonito, el del doctor Sánchez es un Gobierno coordinado. De repente, y sin hablar entre sus componentes, todos se han puesto de acuerdo. Ministros, delegados del Gobierno, pelotas y hasta la licenciada Gómez, esposa del doctor, que ha anunciado que tendrá "agenda propia"·. Es bonito lo de la agenda propia. Al fin tenemos en España una mujer de presidente del Gobierno con agenda propia".

Así, "todos, al unísono, han manifestado su dolor por la situación de presos preventivos que sufren los golpistas y rebeldes, presentes o huídos, del separatismo catalán. Es bonito lo buenos que son. Los menos expresivos, Marlaska y Duque. El primero es magistrado y se conoce al dedillo el Código Penal. Lógico que sea prudente. Y el segundo, el astronauta, todavía permanece en el espacio y no se ha enterado de lo que tiene que hacer cuando su cápsula retorne a Cabo Cañaveral. Por los muchos años que ha pasado en los Estados Unidos tendrá una idea de cómo las gastan por aquellos pagos con los ciudadanos de Wisconsin –por ejemplo–, que pretenden que Wisconsin se independice del resto de los Estados".

Total, que el doctor es bonito pero "admitida la premisa, lo que urge es saber qué hacemos con esa preciosidad los españoles".

Y Ussía lo tiene claro "el deseo común es que haya elecciones y los ciudadanos de España elijamos entre las dos opciones que las urnas nos presentan. O mandar definitivamente al doctor bonito a freir monas, o contemplar como España desaparece de golpe del mapa gracias a las majaderías de nuestra belleza masculina nacional".

Comenta esta noticia
Update CMP