19 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado avisa a sus críticos, harto de zancadillas en la prensa: sabe quiénes son

Pablo Casado y Adolfo Suárez Illana.

Pablo Casado y Adolfo Suárez Illana.

El presidente del PP considera que en los últimos días algunos en el partido se están dedicando a torpedear su trabajo y niega pecar de exceso de protagonismo. Las encuestas, dice, le avalan

La lluvia fina que cae estos días sobre Pablo Casado desde sus propias filas ha terminado por hartar al presidente del PP, que este lunes ha advertido a quienes le critican de que nada ni nadie le hará aflojar. 

ESdiario se hizo eco la semana pasada de la marejada en las filas populares a raíz de lo que algunos consideran prisas, impulsividad e hiperactividad de su líder. Y los patinazos de Dolors Montserrat e Isabel García Tejerina de esos días tampoco ayudaron.

 

Desde entonces las críticas se han ido extendiendo como una mancha de aceite en toda la prensa, salpicando a su vez al secretario general, Teodoro García Escudero, a quienes algunos acusan de tics "autoritarios" y de querer ejercer como general secretario al estilo de Francisco Álvarez Cascos.

En una conversación informal con periodistas, Casado y su número dos afirmaron este lunes que saben quiénes están azuzando el fuego en los medios de comunicación y que ello quiere decir que van por buen camino. No obstante no aclararon quiénes son los instigadores ni si consideran que antiguos sorayos están detrás.

El líder de los populares sostuvo, de hecho, que por fin están sintonizando de nuevo con el sentir del centro derecha en asuntos como la aplicación -nuevamente- del artículo 155 y el debate migratorio, asuntos que calificó de "trasversales". Las encuestas, afirmó, están validando su estrategia y el PP crece en las encuestas.

"Tenemos que seguir en nuestro sitio con los valores bien firmes. Ocupar el centro no es moverse de sitio sino agrandar espacios", resumió. 

Casado negó asimismo que quiera acaparar todo el protagonismo y no deje espacio mediático a algunos de sus vicesecretarios, más allá de Javier Maroto y Andrea Levy. Y preguntó a los periodistas si acaso preferirían que no compareciera nunca y su actividad se desarrollara fuera de foco.  

El armazón ideológico del partido como palanca para "refundar" el centro derecho sigue siendo primordial para el presidente del PP, que de hecho ha encargado organizar la Convención de enero a Adolfo Suárez Illana,

Desde ahora el hijo del expresidente del Gobierno presidirá la Fundación Concordia y Libertad del PP a tiempo completo: deja su trabajo en un despacho de abogados y pasa a tener despacho en Génova 13. 

Por lo que respecta a las críticas internas, este miércoles Pablo Casado tendrá oportunidad de lucirse en la comparecencia de Pedro Sánchez programada en el Congreso. 

Comenta esta noticia
Update CMP