20 de noviembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Soraya corta de raíz el "teatrillo" de Rufián y le da una lección de democracia

Rufián, este miércoles, en una nueva muestra de desprecio al decoro parlamentario.

Rufián, este miércoles, en una nueva muestra de desprecio al decoro parlamentario.

"Lo del Parlamento de Cataluña fue un ejercicio de tiranía. La señora Forcadell mató la democracia y usted viene aquí cada semana a darle sepultura", sentencia Sáenz de Santamaría.

Alto voltaje en el regreso de sus señorías a la actividad parlamentaria en el Congreso tras las vacaciones estivales. Y como ya fue habitual en el anterior periodo de sesiones, la tensión alcanzó su máxima expresión en el cara a cara entre la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el portavoz de ERC, Gabriel Rufián.

Todo a cuenta del referéndum ilegal del 1-O y a la bochornosa sesión plenaria del Parlamento de Cataluña que aprobó la ley que lo permite. Rufián, en una de sus habituales provocadores intervenciones, llegó a exhibir en su escaño una impresora, en referencia a la operación de la Guardia Civil contra una de las imprentas que presuntamente está fabricando las papeletas del 1-O.

"Dejen de hacer el ridículo y dejen de perseguir impresores y hagan campaña por el No", dijo, antes de ironizar: "Confieso que tengo una papeleta, pero es de consumo propio".

Pero en su réplica, la vicepresidenta corto de raíz la estrategia de Rufián. "El mejor termómetro de la calidad de la democracia es el trato al discrepante. Usted puede venir aquí a decir lo que quiera t a hacer lo que le da la gana porque este es un parlamento democrático y le permite sus teatrillos semanales", enfatizó.

"Y lo del Parlamento de Cataluña fue un ejercicio de tiranía. La señora Forcadell mató la democracia y usted viene aquí cada semana a darle sepultura", concluyó.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia