Valencia Basket encuentra el bálsamo en su torneo predilecto

Piña taronja tras lograr poner el 1-0 en la eliminatoria

Piña taronja tras lograr poner el 1-0 en la eliminatoria

Valencia Basket 75 - Rytas Vilnius 64. Los taronja dejan atrás unos poco esperanzadores primeros veinte minutos para volar hacia las semifinales de la Eurocup.

Esta vez, el paso por los vestuarios no resultó ser un simple paréntesis en el choque. Los 15 minutos de intermedio sirvieron para que, de una vez por todas, el cuadro que dirige Jaume Ponsarnau se sacudiera todos lo males que arrastra desde hace ya algún tiempo. Sobre todo aquellos que guardan relación con el ritmo cadencioso de su ataque; el cual tampoco ha venido siendo acompañado por una solidez defensiva que permita anotar en transiciones rápidas a través de la misma.

Por desgracia, hasta el descanso el choque discurrió bajo esos parámetros, incluso acrecentándose esa impresión. La temprana y desafortunadísima lesión del base norteamericano de los bálticos Chris Kramer no permitía, en buena medida, que el dominio lituano se trasladara con consistencia al electrónico. De otra manera, un Valencia Basket en el que Will Thomas y un Bojan Dubljevic muy tocado por sus problemas físicos simbolizaban su inoperancia ofensiva hubiera podido recibir un mayor castigo.

Puede dar gracias Ponsarnau a que el hoy valladar defensivo Mike Tobey lograba cerrar la pintura - colocó hasta cuatro tapones -, pero fundamentalmente la buena noticia cabe buscarla en, de nuevo, el rendimiento de Fernando San Emeterio. Como antaño, el carácter del cántabro sale a relucir en los momentos más complicados con su liderazgo y canastas, para otros, imposibles.

Así pues, el inquitante - más por la pírrica anotación local que por la diferencia - 26-30 al descanso pronto iba a dejar paso a una reacción local basada en, al margen de los dos jugadores citados anteriormente, el acierto desde el exterior de hombres como Abalde, Doornekamp o, muy fundamentalmente, un acertadísimo Matt Thomas. Olvidada desde hace unas semanas, la mejor versión del francotirador de Wisconsin se manifestaba como el mejor asidero al que los taronja se podían aferrar para la, pocos minutos atrás, casi utópica misión de romper el partido a falta de varios minutos (62-49 min. 34).

A su vez, también propicio que la, por momentos, pétrea resistencia del conjunto de Adomaitis fuera doblegada. A buen seguro que el segundo partido del próximo viernes en la maravillosa Vilnius dará una medida superior de las posibilidades de un Rytas el que sólo destacó el rising star y futuro NBA Deividas Syrvidis. No obstante en el marco de una serie a tres partidos como ésta, el que da primero acostumbra a dar dos veces.

75. Valencia Basket (12+14+22+22): Van Rossom (4), Sastre (2), San Emeterio (10), Will Thomas (6), Tobey (5) -cinco titular- Abalde (10), Labeyrie (5), Dubljevic (-), Vives (8), Rafa Martínez (-), Matt Thomas (15) y Doornekamp (10).

64. Rytas Vilnius (20+10+13+9): Kramer (3), Seeley (11), Butkevicius (6), Bendzius (5), Parakhouski (10) -cinco titular- Sirvydis (11), Stipcevic (3), Pilauskas (-), Echodas (5) y Girdziunas (10).

Árbitros: Christodoulou (GRE), Kartal (TUR) y Juras (SER). Sin eliminados.

Comenta esta noticia
Update CMP