14 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pánico ante la jugarreta final de TV3 contra Arrimadas a horas de las elecciones

Inés Arrimadas, en TV3.

Inés Arrimadas, en TV3.

Pese a la aplicación del artículo 155, la televisión y la radio pública catalana siguen siendo un "verso libre" y altavoz independentista. ¿Existe un plan para perjudicar a su bestia negra?

La cita con las urnas en Cataluña este jueves, 21-D, puede ser histórica. Tras la celebración del referéndum ilegal, aplicación del artículo 155, la excarcelación del vicepresidente Oriol Junqueras y medio Govern y el expresidente Carles Puigdemont huido en Bruselas, junto al resto de exconsellers, las encuestas apuntan a la histórica posibilidad de que la vencedora de las elecciones sea la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas

Arrimadas es la candidata a batir por el independentismo y eso se lo han aprendido muy bien en TV3 y Catalunya Radio. En los medios públicos catalanes, pese a la aplicación del artículo 155 y la consiguiente intervención de la autonomía, sigue imponiéndose (y difundiéndose) las tesis independentistas. No es ningún secreto que la radio y la televisión autonómica catalana han perdido cualquier sentido de la pluralidad e imparcialidad informativa y se han puesto al servicio de los independentistas. 

Son muchos los comportamientos e informaciones que confirman a TV3 como el altavoz de los independentistas, el último capítulo -tal y como les contaba ESdiario- lo vivíamos este jueves: a Vicent Sanchis, el independentista confeso que dirige la televisión, no le hace la más mínima gracia que los sondeos vaticinen que Inés Arrimadas puede ganar las elecciones del jueves.

Así que cuando la candidata de Ciudadanos se le sentó enfrente en el plató, dentro de la ronda de entrevista electorales de la cadena pública catalana, lo tuvo claro: a machete. 

Ya lo escribía  el crítico de televisión Ferran Monegal en El Periódico: "Lo suyo es la trinchera, no el periodismo. Es un artista, mitad gladiador, mitad timbaler del Bruc. Vive por y para el agitprop de la misa processista. Gran idea ponerle de director de TV-3. Sí".

Y es que Sanchis se pasó, y mucho, con Arrimadas. Lo suyo no fue una entrevista sino un intento de linchamiento televisivo que, no obstante, le salió mal por las tablas de la candidata naranja. 

Nada más arrancar la entrevista le espetó: "Usted va muy segura, ¿no? Usted ya se considera inminente presidenta de la Generalitat". A partir de ahí fue un pim pam pum. El momento más tenso se produjo cuando Sanchis le preguntó si no le parece "un poco raro" venir a "regenerar la política" y acabar necesitando al PP para gobernar y "no regenerar nada".

Arrimadas le replicó que CiU también tiene corrupción; y que Ciudadanos ni ha compartido lista electoral con el PP como sí hizo ERCen 2015 con el partido del 3%; ni ha gobernado con el PP como sí ha hecho ERC sin pedir un mínimo de regeneración.

La fundada sospecha

Así que con estos mimbres no sólo en Ciudadanos, sino también en el PP, temen una jugarreta de los responsables de la radio y televisión pública catalanas poco antes de las elecciones. "Alguna maniobra de intoxicación informativa que agite a los catalanes y trate de condicionar el voto". Las fuentes consultadas por ESdiario, no descartan que TV3 "se cargue o violente manipulando información la jornada de reflexión". 

Y es que a los responsables de la cadena no les ha importado hasta ahora las advertencias o expedientes sancionadores que ha anunciado la Junta Electoral Central. Pese a ello, han seguido poniendo al servicio de los partidos independentistas tanto TV3 como Catalunya Radio. Tanto es así que la Junta tiene ya lista la sanción contra Catalunya Radio y Mònica Terribas por manipulación informativa durante la campaña electoral.

En los partidos constitucionalistas se temen lo peor en una televisión pública que no es solo un "verso libre", también es un entusiasta, poderosísimo e influyente último reducto de los independentistas. Los medios públicos catalanes pueden ser decisivos, claves, y más en estas insólitas elecciones en las que los indecisos inclinarán la balanza de un lado o del otro. 

Todos sabes ahora que la candidata a batir es Inés Arrimadas y a por ella van, vale todo, incluso la guerra sucia.

Comenta esta noticia
Update CMP