22 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El gobierno vasco se excede en su afán independentista y la lía en la FIFA

Imagen del último partido entre los equipos de País Vasco y Cataluña.

Imagen del último partido entre los equipos de País Vasco y Cataluña.

Es momento de parón navideño y tiempo para la moda de las selecciones regionales. Los vascos quieren más y los dirigentes nacionalistas presentan un desafío al máximo organismo del fútbol.

El director de Deportes del Gobierno vasco, Jon Redondo, ha insistido en que el partido navideño de la selección vasca de fútbol "está agotado" y, en este sentido, ha planteado que el objetivo debe ser jugar en "fechas FIFA un partido en casa y otro fuera". Algo que el máximo organismo del fútbol mundial tiene específicamente prohibido al no tratarse de una selección oficial.

"2017 tiene que ser el año en que la selección de Euskadi pueda competir, otra vez, en fechas FIFA y no se puede demorar más", ha planteado en una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el responsable de Deportes del Ejecutivo vasco, que no lo ve "tan difícil". "Lo primero que tenemos que hacer es creérnoslo nosotros mismos que podemos hacer eso y después convencer a la federación española", ha señalado.

Redondo ha explicado que la propia FIFA tiene establecidos la existencia de partidos de 'nivel 1', entre miembros de este organismo, y de 'nivel 2', entre una selección miembro de la FIFA y otra que no lo es o "asociación regional".

"El caso existe y, por tanto, es factible", ha manifestado el director de Deportes, que ha defendido que "2017 tiene que ser el año en que la selección de Euskadi pueda competir, otra vez, en fechas FIFA" y que no pueden "demorar más este asunto". En este sentido, ha planteado "instaurar de alguna manera no solo un partido, sino aprovechar las cinco 'ventanas' FIFA que existen durante el año para poder realizar un partido en casa y otro fuera".

Según ha indicado, "se trata de una asignatura pendiente" y que lo tienen que "conseguir". En su opinión, la fórmula del "partido de Navidad", como el que disputará el día 30 la selección vasca con Túnez, "está agotada".

"El siguiente paso es un partido en fechas FIFA y, además, uno en casa y otro fuera. Es factible", ha reiterado Redondo, que ha apelado a que la Federación, con la ayuda del Gobierno vasco, deben de ponerse "las pilas".

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia