22 de agosto de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La grave enfermedad de la Infanta Cristina pone contra las cuerdas a los Reyes

La infanta Cristina y su jaque al Rey

La infanta Cristina y su jaque al Rey

La publicación de que Cristina habría tocado fondo a nivel anímico ha hecho que salten las alarmas. El viaje de don Juan Carlos a Ginebra no tendría nada que ver con el cumpleaños de Iñaki.

La publicación de la noticia de que la Infanta Cristina está gravemente enferma ha levantado ampollas. La exclusiva corrió a cargo de la revista lusa VIP y la bomba ha estallado. El mal que aqueja a la hija de los Reyes eméritos tiene un nombre, “depresión”, “en estado grave”, puntualiza el semanario portugués.

Como se ha podido ver, las novedades sobre la ex Duquesa de Palma han causado gran conmoción. Algunos afirman que la información se ha exagerado. Reconocen que doña Cristina no atraviesa su mejor momento pero que de ahí a estar hundida, media un abismo. Mientras tanto, el cronista  de ABC en Portugal da total credibilidad a la noticia dado que el medio que la publica tiene solvencia. Además, sabe que las fuentes son muy próximas a la infanta y al Aga Khan, para quien trabaja la mediana de don Felipe y doña Sofía.

En Sálvame, Gustavo González ha afirmado que los servicios de seguridad, a las órdenes de la familia real, le han confirmado la información. El periodista ha añadido que la situación de Cristina es crítica y  que ha tocado fondo tras verse señalada como una apestada dentro del clan de los Borbones. Como se recordará, los Reyes la quieren bien lejos. En esto están de acuerdo al cien por cien don Felipe y doña Letizia.

El viaje del Rey emérito a Ginebra para celebrar el cumpleaños de Urdangarín se había revestido como un apoyo a la pareja en tan difíciles momentos. En estos meses se conocerá si Iñaki tiene que entrar en prisión por el caso NOOS. Sin embargo, el hecho de que haya saltado la noticia de que Cristina está enferma da un giro a la situación. Todo indicaría que don Juan Carlos, aprovechando la pantalla de la onomástica, habría acudido a Ginebra para conocer de primera mano la situación de la que dicen es su hija favorita y, quizás, prometerle que podrá regresar a España en caso de que su marido tenga que cumplir condena entre rejas. Algo que no  haría ninguna gracia a don Felipe y doña Letizia. Sin embargo, el Rey emérito va por libre y cuando se le mete algo en la cabeza, no hay quien le haga desistir. La crisis en la familia real está servida.

 

Comenta esta noticia
Update CMP