24 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Celia Villalobos acude a "El Hormiguero" y dice esto del "culo" de Sánchez

Celia Villaobos, en El Hormiguero de Pablo Motos

Celia Villaobos, en El Hormiguero de Pablo Motos

La exdiputada del PP acude a "El Hormiguero" a ajustar cuentas con su partido y dice todo esto de Casado, Rajoy o Aznar mientras lanza una opinión sobre el "culo" de Sánchez.

Celia Villalobos se presentó en "El Hormiguero" de Pablo Motos para hacer públicamente un ajuste de cuentas político poco sutil con algunos de los dirigentes del partido en el que ha tenido cargos públicos durante más de tres décadas.

Para pasmo de Pablo Motos, la ahora exdiputada y concursante en Masterchef, fue más dura con Pablo Casado y José María Aznar que, incluso, con Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Y solo salvó de la "quema" a Mariano Rajoy y a Felipe González.

Que criticara a los actuales presidente y vicepresidente entra dentro de lo normal por razones ideológicas, y a pocos sorprendió. De Pedro Sánchez dijo que "forma parte de los políticos 'mijita' inmaduros. A mí me recuerda a Makinavaja, todo chulo. Y eso no me gusta. Lo único que le importa es su culo", aseveró con el casticismo del que hace gala.

 

 

Y con Pablo Iglesias fue menos ruda en las formas, pero más dura en el fondo: "Es el peligroso, lo que pasa es que no es tan listo como se creía. Se cree Dios y este mundo es muy complicado. Cuando llegas al Ministerio, éste, como los demás, habrán dicho: ¡Madre del amor hermoso! Esto es difícil de cojones".

 

Mucho más llamativa fue su condescendencia hacia el actual presidente del PP, Pablo Casado, a quien calificó de "muy amigo" para, en realidad, lanzarle una puya tremenda: "Yo apoyé a Soraya (Sáenz de Santamaría) porque era su momento. El de Pablo todavía no ha llegado. Los socialistas gobiernan de ocho a doce años, así que no te quemes todavía que eres muy jovencito. Pero tenía mucha prisa", soltó.

Y no mucho mejor trató a José María Aznar, pese a ser el presidente que la hizo ministra y tuvo a su esposo, Pedro Arriola, como su particular "Iván Redondo" durante años: "Dejó de hablarme en 2004, cuando perdió el poder. Pero no creo que fuera personal, más bien porque mi marido fue su asesor".

Comenta esta noticia
Update CMP