08 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Beaumont saca dos conclusiones del pulso de Bescansa muy peligrosas para Podemos

Nadie niega que a la cofundadora del partido morado le gusta enredar, pero lo que ha dejado meridianamente claro su conato de complot puede ser la puñalada definitiva para Pablo Iglesias.

Las desavenencias internas de Podemos están llegando a unos límites que tienen atónitos a los analistas políticos más avezados. En su artículo de La Razón de este martes, Antonio Martín Beaumont lo tiene claro: "Una organización política, siempre y cuando tenga aspiraciones de gobierno, tiene imposible mantener a la vez sin resquebrajarse el discurso de Pablo Iglesias, el de Iñigo Errejón, el de Ada Colau, el de Teresa Rodríguez… el de Carolina Bescansa… Ninguna formación es capaz de sobrevivir a tanta ensalada interna".

Eso sí, de entre todos lo podemitas hay que reconocerle el mérito a una de ellos porque "sólo Bescansa ha conseguido poner de acuerdo a todos los demás. El consenso contra ella es total".

Para Beaumont, "en política, sólo hay dos formas de "morir": Que te echen o que te vayas" y a "la cofundadora de Podemos, la misma que fue una pieza esencial del engranaje morado y durante unos años casi único rostro femenino asociado a la dirección nacional, tendrán que echarla.

Claro que no lo van a tener fácil porque ella también se ha puesto las pilas y ha empezado a difundir entre propios y extraños el "Pablo se ha creído que esto es suyo" como parte de su propio relato y su "complot es ya vendido como una aspiración legítima a la Secretaría General del partido identificando la convulsión interna como muestra de autoritarismo del pablismo". 

El director de ESdiario saca dos conclusiones: que "el ardor de la cúpula resulta, cuando menos, un signo de debilidad" y que aunque a Bescansa la guste enredar, lo cierto es que "los acontecimientos dejan meridianamente claro que en Podemos tampoco existe posibilidad alguna de ejercer democracia interna. Llegado el caso, Iglesias ya tiene en mente entregar los bártulos sucesorios a Irene Montero". 

Sea como fuere, "Iglesias podrá eliminar a Bescansa de todas las cuentas en las redes que distribuían los mensajes de los referentes de las siglas, cortar todos y cada uno de los canales directos de comunicación, y ahondar en su arrinconamiento por tierra, mar y aire" pero "debería actuar con pies de plomo. Enseñar la puerta al discordante y sacudir a quien propone una senda distinta a la que a Iglesias conviene, puede suponer a todas luces un camino contraproducente para aumentar su base social".

Comenta esta noticia
Update CMP