29 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

España gana a Suiza (1-0) sin brillo y gracias a una buena mano de De Gea

Los jugadores españoles abrazan a Oyarzábal, autor del único gol del encuentro.

Los jugadores españoles abrazan a Oyarzábal, autor del único gol del encuentro.

España se ha impuesto a Suiza (1-0) en el tercer encuentro de la Liga de Naciones con un solitario gol de Oyarzábal y un juego que nada tuvo que ver con el exhibido el martes en Lisboa.

Después del buen partido del martes en Lisboa, había ganas de volver a ver a la selección española, ahora ya en partido valedero para la Liga de Naciones. Y ahora hay muchas menos de repetir el próximo martes en Ucrania. Y es que España ha vencido a Suiza en el Alfredo di Stéfano por 1-0, en un partido que, de haber sido después de comer, habría provocado más siestas que una etapa llana del Tour de Francia. 

Luis Enrique solo conservó a Busquets y a Dani Olmo del once que tan bien jugó en el empate ante Portugal y decidió jugar sin un 9 clásico, alternándose en la posición de ariete Mikel Oyarzábal y Ferrán Torres. El experimento salió bien por el resultado, pero no por el juego desplegado, bastante deficiente en su conjunto. 

Los dos equipos dedicaron la primera parte a presionar las áreas rivales y la emoción de este periodo inaugural estuvo especialmente en ver cuál de los dos porteros, De Gea o el helvético Sommer, la pifiaba antes. Y, en realidad, el partido lo decidieron los guardametas.

En el minuto 11 de encuentro, el portero español del Manchester United sacó una mano prodigiosa al disparo de Benito, suizo de madre gallega, cuando el balón parecía que podría entrar en el arco hispano. Dos minutos después, Sommer erró un pase dentro del área a Shaka, Mikel Merino, que estaba presionando muy adelantado, aprovechó el regate para pasar, con caño incluido, a Oyarzábal. El delantero de la Real, absolutamente solo, marcó a placer. 

Y ahí acabó el primer tiempo, y casi el partido. Ansu Fati, otro de los motivos ilusionantes para ver el encuentro, no brilló en ningún momento, y el encuentro discurrió por la senda del aburrimiento. 

La segunda parte tuvo algo más de desequilibrio, con las defensas menos presionantes y con el balón constantemente en ambas mitades del campo. Pero, como en la primera, sin ninguna brillantez. Entro ese armario empotrado llamado Adama Traoré por Ansu Fati en España y el jugador de los Wolves dejó un par de exhibiciones físicas y técnicas, aunque sin demasiado frutos. 

Con esta victoria, y el triunfo de Alemania en Ucrania (1-2), España es primera de grupo con 7 puntos, por 5 de Alemania. La selección de Luis Enrique viajará el martes hasta Kiev para disputar el cuarto encuentro de este grupo de la Liga de Naciones. 

 

Comenta esta noticia