Bonig lleva a la Convención del PP buenas encuestas

La Convención del PP está sirviendo para insuflar ánimos electorales de cara las autonómicas y municipales. Bonig, que cuenta con nuevas encuestas, es optimista.

Ganar contrapronóstico el gobierno en Andalucía ha sido el mejor antídoto para combatir el pesimismo electoral en el PP. Si se suma los últimos estudios demoscópicos explica el optimismo que rezuma Isabel Bonig desde el inicio del curso político. Las cada vez más evidentes discrepancias en el Gobierno del Botànic (fruto de la precampaña) y la nueva división de la izquierda, con la explosión esta semana de Podemos, hacen que el estado de ánimo entre los populares valencianos haya pasado de la depresión a la esperanza azul.

Bonig estima determinantes los  cinco meses que quedan hasta los comicios de mayo para dar un vuelco electoral en la Comunitat. En la estrategia de la líder del PPCV no se perciben cambios, aunque sí en la del equipo de Casado. En la Convención del PP, que se celebra este fin de semana en Madrid, Bonig volvió a recurrir a la educación y a la lengua para atizar al Ejecutivo Puig/Oltra.

La presidenta del PP  hace semanas que da por seguro  que gobernará y avanza que una de sus primeras decisiones será devolver  “a los padres la libertad para elegir el tipo de educación y la lengua que quieren para sus hijos”. " La izquierda y los nacionalistas quieren utilizar la lengua para excluir, para establecer su ideología, para confrontar con lo que nos une a todos, que es una historia común", dijo anoche en Madrid.

Cumplir con la palabra y encuestas

Durante su discurso, Bonig mantuvo que la enfermedad política de este siglo es el populismo y el nacionalismo. La receta de la líder del PP valenciano para que la política recobre la credibilidad tiene dos partes: Hacer llegar a la sociedad que los políticos "estamos para servir y no para ser servidos". La más segunda, mucho compleja por los antecedentes, consiste en recuperar el valor de la palabra dada: "Si nos comprometemos con algo hay que hacerlo. Si el PP es el partido que defiende la libertad y la igualdad de oportunidades hay que hacerlo”, apuntó Bonig en la Convención del "rearme ideológico".

En (cuesta)

¿Qué dicen las encuestas de Bonig? En síntesis que el PP está en línea ascendente. Los populares perdieron la Generalitat en 2015 pese a ganar las elecciones con el 26% de los votos. Con la perdida del poder se desplomaron las expectativas. Paralizada la caída libre, la tendencia es positiva, aunque a día de hoy los populares tienen difícil repetir los 30 diputados autonómicos conseguidos. En el caso del Ayuntamiento de Valencia, el PP  estaría en una horquilla de 7-8 concejales de los diez logrados en los últimos comicios.  Un resultado, que si se repite el "modelo Moreno", podría aupar a la alcaldía a María José Catalá con pactos.

Bonig ha dejado de usar la coletilla simeona "hay partido". Ahora, quizá por las encuestas y por la proximidad del día D, utiliza otra mucho más optimista.

Comenta esta noticia