23 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Orgullo gay: de perseguidos a perseguidores con un boicot insólito al PP

Los politizados dirigentes LGTBI destrozan su causa convirtiéndola en una plataforma para aupar a la izquierda y expulsar al PP pese a todas las medidas y apoyos prestados desde la CAM.

La dirección del MADO 2018 ha confirmado la exclusión del presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido,  del acto central del Orgullo Gay, la manifestación reivindicativa que cada año por estas fechas recorre la capital y que, en esta edición, es retransmitida en directo por Telemadrid nuevamente.

La indignación por la exclusión incluye a todo el PP, que se ve marginado por razones estrictamente políticas pese a que la administración autonómica, primero con Cifuentes y ahora con Garrido, ha sido una de las más activas en la atención de la práctica totalidad de las reivindicaciones LGTBI.

 

"Buena muestra de ello son las dos leyes contra la discriminación y sobre transexualidad, el protocolo de atención a víctimas, la inclusión de la realidad de este colectivo en los planes de estudio, la subvención a las entidades especializadas, el apoyo a la diversidad familiar, o la lucha contra el acoso escolar que pueden sufrir los alumnos LGTBI, entre otras muchas iniciativas", explicaba esta misma semana el propio presidente madrileño en un largo artículo en El Mundo.

La expulsión del PP coincide, además, con la promoción que el MADO hará de la figura de Manuela Carmena, alcaldesa madrileña aupada por Podemos. Ella tendrá un papel preponderante en las alocuciones que, en el transcurso de la jornada, se dirigirán a los asistentes.

Por contra, a Garrido le han negado la invitación alegando falta de compromiso en algunas medidas, pese a que tanto la Comunidad cuanto él mismo a título personal han mostrado siempre su respaldo a cuantas reivindicaciones haya expuesto un colectivo que, en sus cúpulas, ha pasado de perseguido a perseguidor sin ningún empacho.

Las carrozas

Durante siete horas el entorno de Cibeles estará colapsado por decenas de miles de personas en la típica manifestación que, a continuación,  desarrolla el proverbial desfile de carrozas, divididas en tres tipos distintos: las de instituciones públicas y colectivos LGTBI; las llamadas "históricas" para enlazar con otras ediciones y, finalmente, las de los patrocinadores del evento.

 

El PP se volcó ya el año pasado con el World Pride, como demuestra esta foto

 

La exclusión del PP no es casual. El organizador del MADO es una asociación muy vinculada al Ayuntamiento de Madrid, de nombre Aegal, cuya propia web reconoce estar subvencionada por el Gobierno de Carmena, que además forma parte del Comité Organizador del evento junto a Cogam y Felgtb, dos de los principales núcleo de poder del movimiento multicolor.

 

La reacción de Garrido ante el veto, jaleado desde los partidos de izquierdas, ha sido insistir en que, pese a ese desprecio, la Comunidad seguirá trabajando en la misma línea: "Ninguna barrera, ninguna exclusión, ningún estigma va a suponer un impedimento para que desde la Comunidad de Madrid sigamos desarrollando políticas que avancen en el respeto y el reconocimiento de la diversidad. Porque esas políticas no son fruto de la improvisación o del oportunismo, sino del irrenunciable y firme compromiso con la igualdad".

Indignación

Fuentes políticas explican a EsDiario que la incomprensible prohibición al PP es un error político mayúsculo que convierte en "intolerantes" a sus promotores y dan un dato elocuente. "Mientras se echa de mala manera al PP, Garrido mantiene en sus redes sociales una imagen de la Puerta del Sol con la bandera arco iris que lo dice todo de unos y otros".

Comenta esta noticia
Update CMP