21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

JxCAT y ERC colman el ego de Puigdemont con un grotesco "Govern en el exilio"

Puigdemont y los exconsellers fugados, rodeados de alcaldes independentistas en Bruselas.

Puigdemont y los exconsellers fugados, rodeados de alcaldes independentistas en Bruselas.

Establecen un esperpéntico nuevo modelo institucional con un Consejo de la República, una Asamblea de electos y un Govern legal en Barcelona. Y aboca a Cataluña a más 155.

Ningún gesto conciliador con el Gobierno. Ni un atisbo de mano tendida. Todo lo contrario, una nueva provocación destinada a colmar las exigencias de expresident fugado. 

Junts per Catalunya y Esquerra están a punto de llegar al acuerdo definitivo sobre la estructura del nuevo Govern, el papel de Carles Puigdemont como president en el exilio, y la candidatura definitiva de Jordi Sánchez a la Presidencia de la Generalitat. Según un documento interno que la CUP está repartiendo entre sus dirigentes, la nueva estructura institucional tendrá tres patas. 

La primera será la Asamblea de Representantes de la República, integrada por diputados del Parlament, alcaldes y concejales y representantes de la sociedad civil. Su misión será elegir al presidente del Consejo de la República, definir "la metodología del Proceso Constituyente" y elegir a su presidente.

El independentismo reserva para el expresidente fugado la "representación internacional" de Cataluña.

Precisamente este Consejo, segundo órgano del nuevo sistema de poder, será presidido por el fugado Puigdemont desde su mansión en Waterloo. Según el citado documento, Puigdemont impulsará medidas concretas para materializar la República y asumirá la representación internacional de Cataluña. Esta especie de gobierno en el exilio estará formado, además, por tres miembros propuestos por JxCAT, tres por ERC y uno por la CUP.

Los independentistas pretenden arrancar este Espacio Libre de Bruselas en un acto solemne que tendrá lugar el 5 de marzo. De forma paralela, los tres partidos oficializarán la candidatura de Jordi Sánchez para la presidencia de la Generalitat. El documento recoge, por primera vez por escrito, que el presidente encarcelado de la ANC sea investido en un pleno del Parlament que podría celebrarse entre el martes 6 y el miércoles 7 de marzo. Fechas aún provisionales.

El documento a punto de cerrarse otorga un papel decisivo a los alcaldes y concejales, que integrarán la Asamblea de la República. En la foto, el día de la declaración de la DUI.

 

De esta forma, los independentistas buscan que los tres órganos se asemejen a lo que puede considerarse un Parlament, un presidente y un Govern en el exterior. Bajo la citada etiqueta de Espacio Libre de Bruselas, se prevé que los tres órganos actúen para defender la República, y que el gobierno formado en Cataluña trabaje con la premisa "legalidad autonómica, obediencia republicana", según reza textualmente el propio documento.

De forma paralela, JxCAT y ERC siguen negociando el reparto de carteras del gabinete que presidiría Sánchez. Tan solo está confirmada la continuidad de los exconsellers Josep Rull, Jordi Turull y Rául Romeva. Y que Esquerra asumirá una vicepresidencia con el control de los medios públicos. Ninguno de los partidos quiere asumir el departamento de Interior y, por tanto, el mando de los Mossos.

Parece claro que el independentismo busca una nueva provocación al Gobierno. Y que está dispuesto a condenar a los catalanes a la prórroga del artículo 155.

Comenta esta noticia
Update CMP