22 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cospedal completa su retirada de la política y anuncia que deja el escaño

Cospedal, en su escaño del Congreso, que ahora abandona.

Cospedal, en su escaño del Congreso, que ahora abandona.

Dos días después y tras las presiones internas, la exsecretaria general da un paso adelante y renuncia al único cargo representativo que ostentaba.

María Dolores de Cospedal cierra una etapa. Una larga carrera política como pocas: subsecretaria del Ministerio del Interior, consejera de la Comunidad de Madrid, secretaria general del PP, presidenta de Castilla-La Mancha y ministra de Defensa.

Con ese bagaje a sus espaldas, Cospedal ha anunciado este miércoles que deja su escaño en el Congreso tras la polémica por las grabaciones del excomisario José Manuel Villarejo y en las que era también protagonista su marido, el empresario Ignacio López del Hierro.

Ya este pasado lunes, el director de ESdiario, Antonio Martín Beaumont, anunciaba el futuro inmediato de la exnúmero dos de Mariano Rajoy:

"Hoy dejo mi escaño. Lo hago para liberar al Partido Popular de cualquier ataque, por muy injustificado que este sea sobre todo cuando estamos en un importante proceso electoral en Andalucía", asegura la expresidenta de Castilla-La Mancha en un comunicado difundido en su cuenta de Twitter.

En su mensaje, Cospedal apela a los "más de 20 años" que ha dedicado a "servir" a España y destaca su "actitud" ante los casos de corrupción que "dañaron innegablemente" al PP.  Eso, afirma, le hizo "merecedora de la autoridad para defender el honor" de otros compañeros que fueron "objeto de injusticias, sospechas y vapuleos" por el hecho de formar parte de su partido.

"Las distintas varas de medir conforman una práctica común en la política española y la cobertura de ciertos asuntos en relación al PP y a quienes formamos parte de él ha llegado en ocasiones hasta el ensañamiento", denuncia.

Y sobre sus polémicos encuentros con Villarejo, Cospedal afirma que "si es un pecado mortal haber hablado con un comisario de policía que por aquel entonces acababa de ser condecorado por el entonces ministro del Interior del PSOE, entonces, me equivoqué".

"Pero en lo que seguro que me equivoqué fue en pedir a mi marido, Ignacio López del Hierro, que me ayudara en una interlocución que no era fácil. Me equivoqué a la hora de pedirle que ayudara al PP. Ahora él está pagando por haberme ayudado a tratar de tener una visión más clara de lo que estaba ocurriendo", explica.

"Nunca he tenido que mentir, nunca lo he hecho. Siempre he dicho la verdad. Y la verdad es que nunca ordené ni encargué espiar a nadie. Pedí más información para confirmar si eran ciertas cuestiones concretas que me habían hecho llegar y que podían afectar a determinadas personas. Esa era mi responsabilidad", remacha en su comunicado.

Comenta esta noticia
Update CMP