06 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ábalos acorralado: Moncloa fuerza otra versión ante unas imágenes que le acechan

Zapatero y Ábalos: el escándalo de Delcy Rodríguez acorrala a ambos.

Zapatero y Ábalos: el escándalo de Delcy Rodríguez acorrala a ambos.

El ministro reconoce ahora que se vio dos veces con la número dos de Maduro. La despedida en la sala vip de Barajas, en la que hay instaladas cámaras. ¿Está todo grabado?

Tal vez él no lo sepa pero el ministro José Luis Ábalos comienza a estar 'achicharrado'". "Se le está poniendo cara de Máxim Huerta", ironizan algunos en el PSOE.

Este viernes, de nuevo impulsado por la estrategia de ponerse la venda antes de la herida, el número tres de Ferraz ha vuelto a autoenmedarse, a extender su quinta versión de los hechos y a dejar una revelación para nada menor: no se despidió de Delcy Rodríguez en el avión -como había sostenido hasta ahora- si no en una sala reservada del aeropuerto de Barajas.

 

Según fuentes consultadas por ESdiario, un minigabinete de crisis montado en La Moncloa por Iván Redondo ha forzado a Ábalos a salir de nuevo a rectificarse.

Es la nueva versión: que fue a Barajas en un coche policial junto a uno de sus asesores en el ministerio y que despidió a la número dos de Nicolás Maduro en la sala vip de autoridades, reservada a la Familia Real, a los miembros del Gobierno y a los dirigentes internacionales que hacen escala en Madrid. Una sala que, según fuentes policiales, está estrechamente supervisada por la Delegación del Gobierno en Madrid.

 

Una de las salas vip del aeropuerto de Barajas.

 

La clave radica en que el Ministerio del Interior tiene instaladas en varias de esas dependencias de Barajas cámaras de seguridad que graban las 24 horas. Son las imágenes que el PP, como informó este miércoles este diario, ha solicitado que se entreguen al Congreso.

Hay en marcha, en este sentido, una petición de creación de una comisión de investigación. Y, además, una querella a la Fiscalía de Vox y PP.

 

Ábalos en su primera presencia televisiva tras el "escándalo Delcy". De aquella versión no queda nada en pie.

 

Según la nueva versión, Ábalos volvió a ver esa segunda vez a la vicepresidenta de Venezuela tras saludarle antes en el interior del avión en la madrugada del lunes 13 de enero para recordarle -eso dice el Gobierno- que no podía entrar en España en virtud de las sanciones europeas.

Un portavoz del departamento que dirige Ábalos ha confirmado este viernes que tras ese "saludo forzado por las circunstancias" a bordo de la aeronave que trasladaba a Rodríguez, el ministro se despidió de ella en la sala de autoridades de la terminal 1 del aeropuerto de Barajas. "Dos besos y hasta luego", relatan las fuentes, que niegan que la despedida pueda ser considerada como una segunda reunión o encuentro.

En cualquier caso, en sus explicaciones en público Ábalos había evitado hacer referencia a esta despedida. En la entrevista que publicó el sábado pasado en La Razón, negó que se viera con Rodríguez en la terminal y afirmó que sólo la había saludado dentro del avión. Un día después, en el programa El Objetivo de La Sexta, el ministro tampoco aportó este dato.

"¿Qué se está tapando?"

Tras esta nueva rectificación, Cayetana Álvarez de Toledo ha calificado de "espeluznante" que Ábalos, se despidiera de Delcy Rodríguez en la sala de autoridades. "Cometió un delito por no detener a una torturadora corruptísima".

"No salgo de mi estupor: tras una semana de catarata de mentiras, hoy admite que se despidió de ese personaje", ha manifestado, asegurando que "Delcy Rodríguez es una torturadora, corruptísima y usurpadora de la mano de un dictador".

Eso sí, para Álvarez de Toledo, "lo peor es que Ábalos lo admite para tapar un asunto sórdido e ilegal", por lo que se ha preguntado "qué está tapando" el Gobierno en este asunto.

Vox también mueve ficha

También Vox ha reaccionado a las nuevas revelaciones. En dos vías, con una nueva denuncia a la Fiscalía en la que se ha eco de supuestas presiones a la Policía para que se borren las cintas de Barajas en cuestión.

La reclamación tiene su origen en el hecho de que agentes encargados de la custodia de estas imágenes hayan denunciado "presiones para que se borre el contenido de las cintas que recogen el encuentro".

Estas grabaciones, según detallan en el documento remitido a la Fiscalía, fueron obtenidas por las cámaras de seguridad del aeropuerto y se encuentran "bajo la custodia de servicios públicos en unos casos, y bien a empresas concesionarias e incluso privadas".

Por ello, solicitan al Ministerio Público que emita un oficio urgente para requerir a los organismos competentes la conservación de las citadas cintas y no sean destruidas "a fin de que no puedan ser utilizadas como prueba".

La segunda vía, la parlamentaria. Los de Abascal han presentado una nueva batería de preguntas en el Congreso. Entre sus preguntas al Gobierno, exigen al Ejecutivo que aclare si ordenó cancelar un dispositivo policial preparado para detener a la dirigente venezolana a su llegada a Madrid. Y, en ese caso, quién dio la orden.

Los diputados Víctor González Coello de Portugal, Patricia Rueda y Patricia de las Heras han registrado estas preguntas después de que Ábalos haya reconocido que se despidió de Delcy Rodríguez en la sala VIP de autoridades de la terminal 1 del aeropuerto de Barajas.

Además, denuncia que tampoco se le examinó el pasaporte ni se hizo registro de entrada, "permitiendo su ingreso en territorio español incumpliendo las directrices europeas" y pudiendo incluso haber incurrido en un ilícito penal. "¿Considera que la UE establecerá algún tipo de sanción por tal incumplimiento?", pregunta Vox al Gobierno.

El partido de Abascal exige conocer la relación que existe entre el Ejecutivo de Pedro Sánchez y Delcy Rodríguez y "con qué intención y para qué" se avisó de su llegada a la vicepresidenta de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya.

Comenta esta noticia