19 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El bombazo de la familia numerosa hace tambalear el liderazgo de Iglesias

Hace unos meses ya expresó su deseo de tener más hijos y de convertirlos en su prioridad, lo que unido a los resultados que logre su partido el 28-A pueden empujarle a dar un cambio radical.

La confirmación de que Irene Montero y Pablo Iglesias serán padres de nuevo, con la llegada al mundo de una niña, lo que les convertirá en familia numerosa, puede tener más consecuencias para el futuro del actual líder de Podemos más allá del cambio radical e irreversible en la vida íntima. El actual jefe supremo de la formación morada ya anticipó hace unos meses que, desde el nacimiento de sus mellizos, la prioridad existencial es, ahora, su crianza. Y por otra parte, su pareja auguró en vísperas del 8 de marzo que el liderazgo morado será femenino, “y pronto”.

 

 

Iglesias ya anticipó su deseo de aumentar la familia durante el diálogo con el periodista Enric Juliana en septiembre que fue la base para el libro Nudo España. Como recuerda El Confidencial, en aquellas conversaciones no sólo se analizaba la situación política nacional e internacional y las grandes transformaciones sociales del momento presente, sino que también dejaban hueco para confesiones más personales.  Así, el líder de Podemos reconocía que "antes de tener dos hijos me planteaba qué cosas quería hacer después de la política. Ahora básicamente quiero criarles y ocuparme de ellos, y el resto es secundario".

De hecho, Iglesias ha mantenido, aunque con algunas intermitencias sonadas, su baja paternal en meses muy convulsos para su partido. Un rasgo que, de algún modo, ya se apuntaba en aquella charla con Juliana.

"¿Has reflexionado sobre tu futuro en la política durante este pasado verano?", le inquirió entonces el periodista, aludiendo al nacimiento prematuro de sus mellizos y los cuidados extremos que debieron procurarles. "Quiero ser candidato y me presentaré a las primarias de Podemos, y el resultado determinará muchas cosas. Si las ganamos, o si somos la primera fuerza, tendremos que lograr un acuerdo de gobierno. Si no, tendremos que buscar otro tipo de acuerdo, y allí se definirá mi futuro político", le respondió. 

Dicho de otro modo, la encrucijada del 28-A para Iglesias es la siguiente: o gobierna con Pedro Sánchez, o se aparta para seguir haciendo política fuera de las instituciones, regresar a las clases a la universidad y consagrarse a la crianza de sus hijos. ¿Sería el momento entonces para el desembarco de la lideresa anunciando por Montero?

 

Comenta esta noticia
Update CMP