24 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Conduce sobre nieve como un piloto profesional

El piloto y experto en conducción Jordi Gené ofrece algunos consejos prácticos para conducir con seguridad sobre la nieve

  • La anticipación y la suavidad son claves para no perder el control del vehículo
  • Al aparcar, se aconseja dejar los limpiaparabrisas levantados para que no queden adheridos al cristal

Las inclemencias meteorológicas, la poca visibilidad y el invierno, en general, ponen a prueba la pericia de los conductores. Pero ¿sabemos cómo se tiene que conducir sobre nieve? Desde Innsbruck, la capital del Tirol austríaco, el piloto y experto en conducción Jordi Gené nos cuenta cómo afrontar esta situación con la máxima tranquilidad y confianza.

- La regla de oro: Un manto blanco de kilómetros y kilómetros se extiende hasta donde alcanza la vista. En algunos puntos alcanza los dos metros de altura. Es temprano y el sol empieza a aparecer detrás de las montañas. Gené, al volante de un SEAT León X-Perience con tracción integral 4Drive, brinda el primer consejo: “Anticipación y suavidad, esta es la norma básica para circular en condiciones adversas”.

- ¿Cómo bajar un puerto de montaña?:“Usar el freno motor es básico. En pendientes, conducir con marchas cortas ayudará a manejar el vehículo y los frenos se resentirán menos”, comenta el piloto mientras encara uno de los descensos. Esta recomendación sirve tanto para verano como para invierno, pero se hace especialmente necesaria en la época de frío ya que el asfalto, con temperaturas bajas, pierde adherencia.

- Sorpresa en la sombra: Al circular sobre nieve, se tiene que prestar especial atención a los tramos sombríos de la carretera donde puede haber placas de hielo. “Lo importante es mantener la calma y no hacer maniobras bruscas”, comenta Jordi. “Se tiene que mover el volante con la máxima suavidad posible y pisar el freno ligeramente hasta que se rebase la placa de hielo y el coche vuelva a ganar adherencia”, señala el piloto.

- Las antiniebla, en condiciones extremas: El día es frío pero soleado. En estas circunstancias “nunca utilizaríamos este tipo de luces. Sólo se tienen que usar cuando hay escasa visibilidad”. Estos faros, que aportan un extra de potencia lumínica son útiles cuando cae una cortina espesa de lluvia o niebla, pero “pueden deslumbrar al resto de conductores si no se utilizan correctamente”, advierte el piloto.

- La mejor forma de aparcarJordi recuerda que se recomienda dejar el coche en posición ‘P’, de parking, si se trata de un automático y en punto muerto o primera si se trata de un coche con marchas. Cuando se deje el vehículo aparcado a la intemperie, el piloto aconseja “levantar las escobillas de los limpiaparabrisas para que no se queden pegados al cristal si cae una nevada o bajan bruscamente las temperaturas”, mientras pone las varillas en posición vertical.

Revisar el vehículo antes de emprender un viaje, disponer de cadenas reglamentarias y aumentar la distancia de seguridad son otras recomendaciones que ayudarán a que los desplazamientos en invierno sean más seguros.

Comenta esta noticia
Update CMP