20 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Burgos abochorna a Sánchez por falconizar TVE y convertirla en un "besahuevos"

En la euforia de Colón veía clarísimo que cuando convocara elecciones el triunfo de la derecha constitucionalista estaba asegurado pero el periodista ve cada vez más oscura esa esperanza.

Detecta este martes Antonio Burgos en su columna de ABC un cambio de ánimo tras convocar Pedro Sánchez las elecciones generales y critica los tres mitines de campaña echándose flores que se ha marcado en tiempo récord, el primero desde la mismísima Moncloa, con todas las televisiones en directo.

El segundo, al día siguiente, en Sevilla cuando presentó a Juan Espadas como candidato socialista a la Alcaldía y el tercero, el "besahuevos de cierre de telediario del lunes, a hora de máxima audiencia en TVE, la suya y de Podemos. Sánchez falconiza cuanto toca, y convirtió en su Falcon particular a TVE en hora de máxima audiencia". 

De ahí, sospecha Burgos, "el cambio de ánimo  que he advertido en los muros de la patria mía. Pero voy más lejos en el barrunto de los estados de ánimo de los votantes de derechas que llenaron Colón de banderas de España. Ahora parece como si Sánchez les arrojara a la cara esas banderas de España, los culpara de aquella entusiasmante explosión de afirmación en la unidad nacional.  Las elecciones que pedían las pancartas, los gritos y las banderas de Colón parecían otras que las que convocó Sánchez con su mitin desde la mismísima Moncloa".

Por eso sospecha que "del ¡Elecciones ya! hemos pasado al ¿Elecciones ya? Porque no se medía, quizá, la capacidad infinita de utilización de todos los recursos del Estado en manos de Sánchez, firma en el BOE incluida".

Vamos, que "con tal de permanecer en el poder, este tío es capaz de todo. De momento ha sacado el viejo espantajo de ¡que viene la derecha! para que ningún progre de toda progritud permanezca en su casa, como le pasó a Susana Díaz en las elecciones andaluzas, que por el abstencionismo de la izquierda se quedó compuesta y sin San Telmo".

En resumen teme Antonio Burgos que aunque "en la euforia de Colón se veía clarísimo que cuando Sánchez convocara elecciones, el triunfo de la derecha constitucionalista estaba asegurado" cada día "se ve más oscura esa esperanza. Sobre todo porque Sánchez no ha negado que, con tal de no bajarse del Falcon, está dispuesto a pactar otra vez con los golpistas separatistas, con los proetarras, con los bolivarianos de Podemos y con quien haga falta".

 
Comenta esta noticia