12 de julio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La "pillada" in fraganti de Jordi Cruz confirma lo que muchos ya sospechaban

Jordi Cruz.

Jordi Cruz.

A nadie le puede pillar por sorpresa esta historia a medio camino entre las cámaras de televisión y los platós y la vida real. El televisivo cocinero de MasterChef no ha dejado lugar a dudas

Jordi Cruz y Rebecca Lima han disfrutado de unos días en Madrid antes de despedir la Navidad. El chef y su nueva novia han pasado unos días en la capital donde han podido sentirse como auténticos niños en la Cabalgata de Reyes de la ciudad.

Una celebración donde el catalán y la brasileña intercambiaron numerosas muestras de cariño, demostrando que lo suyo marcha viento en popa y a toda vela, tal como se puede ver en las fotos captadas por los reporteros gráficos.

Aunque se había hablado mucho del flirteo del jurado de MasterChef con Tamara Falcó, flamante ganadora de la categoría Celebrity, Cruz djó claro que su corazón pertenece a esta joven arquitecta. Algo que ya muchos sospechaban incluso durante el transcurso del reality cocinero.

La relación de Jordi y Rebecca llega después de la ruptura de Jordi con Cristina Jiménez, su pareja durante más de ocho años. Aunque la noticia de la separación no saltó a los medios, Cruz se encargó de confirmar este final al borrar todo rastro de su ex en su perfil de Instagram.

Después de esto, el televisivo chef ha comenzado a presumir de su amor con Lima, dejando claro que se encuentra radiante de felicidad al lado de la brasileña. Aún así, Cristina sigue formando parte de su día a día pues continúa como jefa de sala en el restaurante propieda de Cruz, el famoso ABaC de Barcelona.

Comenta esta noticia