16 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Probamos el Audi e-tron, el eléctrico con pedigrí

La firma de los cuatro aros ya comercializa su primer modelo 100% eléctrico, un espectacular SUV que llega con el ADN de la marca intacto. Diseño, tecnología y la tracción Quattro mandan.

Audi es una marca acostumbrada a innovar, y si hace 40 años deleitó al mundo con la incorporación de la tracción integral Quattro a sus modelos de calle, convirtiendo su conducción en algo mucho más seguro y efectivo, ahora quiere hacer lo propio con la conducción eléctrica, para la que en los próximos 5 años hará un despliegue total con más de 30 modelos electrificados, 4 de los cuales llegarán ya en los próximos meses, y de los que el nuevo e-tron es la punta de lanza.

Con ese espíritu innovador por delante, el nuevo Audi e-tron llega con 2 primicias mundiales bajo el brazo: su capacidad de recarga a 150Kwh, un avance fundamental para permitir que su batería de 95Kw pueda ser recargada al 80% en media hora; y los espejos retrovisores virtuales, que la marca alemana ha dado en llamar Magic Mirror View y que permiten al SUV eléctrico de Audi obtener una aerodinámica de récord con 0,27Cx (la mejor de los de su clase), y ofrecer la mejor visibilidad en cualquier condición climatológica.

 

Además de estos avances, el Audi e-tron sobresale con una calidad de rodadura exquisita, un producto 100% Premium que demuestra el saber hacer de la marca y que sin duda va a ser la guinda para seguir siendo líderes de este nicho de mercado un año más después de haberlo conseguido 25 años seguidos en esa batalla sin cuartel que mantiene con BMW y Mercedes. Con sus 4,9m de largo y sus 660 litros de maletero el e-tron se posiciona a medio camino entre el Q5 y el Q7 y en realidad es la alternativa cool al Q8, su hermano gemelo de motor de combustión que “sólo” llega a la etiqueta ECO.

El alma del nuevo e-tron son sus dos motores eléctricos, uno situado en cada eje, que entregan una potencia combinada de 300KW (408 CV) y 664Nm de par máximo instantáneo. La batería, un desarrollo propio de Audi que cuenta con un avanzado sistema de refrigeración y de regneración para ofrecer la máxima eficiencia, se sitúa entre medias de los dos, y gracias a esta configuración el reparto de pesos y la dinámica de este gigante de más de 2,5 toneladas de peso mantiene el dinamismo que los clientes de Audi están acostumbrados.

 

No son datos que en un eléctrico cobren protagonismo, pero los menos de 6 segundos (5,7) y los 200Km/h de velocidad máxima limitada electrónicamente para no “vaciar” la batería demasiado rápido, hablan del potencial prestacional de este coche, que gracias a la instantaneidad de su par ofrece una sensación total de poderío al volante. El Audi e-tron tiene además diferentes modos de conducción para elegir entre una conducción eficiente, cómoda, dinámica u offroad, que gracias a la nueva generación de su afamado sistema de tracción integral quattro, que reparte el par del motor entre los dos ejes en fracciones de segundo de manera continua y totalmente variable.

Es increíble como se comporta el Audi e-tron, su puesta a punto dinámica soporta sin pestañear tanto la conducción en autovía como la de nuestra carretera secundaria favorita

La autonomía de 417 kilómetros con una carga según el ciclo de homologación WLTP, es una cifra que empieza a alejar los problemas de usabilidad en grandes desplazamientos, pero hay que puntualizar que a pesar de los sistemas de recuperación de energía, en un uso normal hay que pensar más en unos 300Km reales que siguen siendo algo escasos dada la red de recarga actual. En este sentido Audi forma parte del proyecto Ionity, que planea tener 400 puntos de recarga rápida repartidos en nuestro país para el año que viene, así que cada vez está más cerca poder pensar en un eléctrico 100% como coche para todo.

 

La batería, un desarrollo de Audi, es de alta capacidad, de 95kWh, y para su recarga se dispone de serie de un cable para enchufe doméstico Schuko E/F (2,3 kW) y otro para enchufe industrial monofásico 32A/230V (7,2 kW). La novedad del e-tron es que permite usar estaciones de carga con corriente continúa (DC) de hasta 150 kW, una primicia para vehículos de serie y permite recargar el 80% en menos de 30 minutos.

Para que se puedan afrontar viajes largos, Audi está desarrollando la e-tron Charging Service, que da la posibilidad de, mediante tarjeta o la aplicación myAudi, acceder a más de 90.000 puntos de recarga en Europa de 11 kW o 150 kW. Con myAudi también se puede pre-climatizar el coche, conocer el estado de la batería, la autonomía y la potencia a la que se recarga, entre otras funciones

 

Entre los diferentes sistemas de ayuda a la conducción que puede equipar están los “Audi Virtual Mirrors”, novedad mundial compuesta por un equipo de cámaras que manda en directo las imágenes a unas pantallas Oled en el interior, por lo que no equipa espejos exteriores. Su coste inicial es de 1.810 euros, siendo las pantallas interiores lo más caro. Con ellas el interior del e-tron tiene hasta 5. Otro de los opcionales que refleja la tecnología punta del e-tron es el sistema de visión nocturna, y forman parte del equipamiento de serie la climatización estacionaria (se puede programar o encender antes de iniciar el viaje), la apertura eléctrica del portón, el cuadro de relojes digital “Audi Virtual Cockpit”, el sistema de navegación o la llamada de emergencia.

Con estos mimbres, el anhelo del director general de Audi España, José Miguel Aparicio, que quiere liderar la movilidad eléctrica premium en España, es un objetivo más que plausible, ya que el e-tron se posiciona un paso por delante de sus rivales en aspectos que resultan fundamentales a la hora de hacer de la movilidad eléctrica una realidad diaria. El Audi e-tron supone el inicio de una nueva era para el fabricante alemán que está ya disponible desde 82.250 euros.

Comenta esta noticia
Update CMP