28 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez, en la encrucijada: la incógnita de Oliver pone en tensión a La Moncloa

¿Llegará el poder de Iván Redondo hasta el punto de poder prescindir de uno de los grandes fichajes de Sánchez? La gran incógnita del nuevo Gobierno sigue sin respuesta.

 

 

¿Qué pasa con el secretario de Estado de Comunicación? Es la pregunta que corre desde hace semanas por las redacciones, los partidos políticos y el propio entorno del Gobierno. Y es que el jefe del Ejecutivo se encuentra en un ‘impasse’ del que, por ahora, solo hay silencio.

Miguel Ángel Oliver, secretario de Estado de Comunicación en funciones, es la gran “x” del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez. Su continuidad es la gran pregunta que recorre todo tipo de ámbitos, más allá de los periodísticos, y la principal incógnita de la remodelación de la ‘fontanería’ de La Moncloa sanchista.

El interesado guarda silencio. Su cuenta de Twitter se encuentra totalmente parada desde el pasado 18 de enero, cuando retuiteó un mensaje de Pedro Sánchez dando el pésame por el fallecimiento de la periodista de TVE Alicia Gómez Montano.

Mientras tanto, continúan las cábalas y nadie, ni siquiera dentro del Gobierno, se aclara. Algunos, incluso, hacen un balance demoledor: “Todo eso se lo cocinarán entre Pedro e Iván Redondo”.

 

El ‘impasse’ es valorado de distinta manera. Para unos, Oliver está completamente ‘quemado’ después de haberse colocado frente a los periodistas, incluso los más afines, y no sirve a la estrategia de comunicación gubernamental que pretende desarrollar Redondo, mucho más partidario del no enfrentamiento directo con los medios.

Para otros, es un gran profesional bien relacionado incluso con comunicadores y medios críticos con el Gobierno.

La cuestión es ver qué hará Sánchez, ya que la Secretaría de Estado de Comunicación le está generando turbulencias cuando su trabajo, precisamente, debería ser despejarlas. Primero fue la salida de Alberto Pozas como responsable de Información Nacional por su implicación en las ‘villarejadas’.

Dura legislatura

Después, la polémica generada por Oliver y medidas como prohibir la entrada de periodistas en la firma del acuerdo con Unidas Podemos, que pusieron de uñas a los ‘plumillas’.

En Moncloa son conscientes de que se avecina una legislatura dura, que va a generar un intenso desgaste en el Ejecutivo, y, especialmente, en el presidente. Por eso la continuidad de Oliver se ha convertido en un asunto morboso y, al mismo tiempo, de Estado

Comenta esta noticia
Update CMP