19 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

¿Por qué ondean banderas por el Orgullo pero no a media asta por los muertos?

Reclamar la verdad no es propagar bulos ni estimular odios. Como no lo es pedir que las banderas simbolicen un drama como sucede con otras causas en España.

 

 

Cuando escuché la intervención de Adriana Lastra en el debate que se produjo en el Congreso de los Diputados el pasado Jueves Santo y, sobre todo, cuando vi su cara enrojecida de odio y rencor, me vino a la cabeza la  famosa frase del escritor irlandés, premio Nobel de literatura, Bernard Shaw: “El odio es la venganza de un cobarde intimidado”.

Vi mucha cobardía y sobre todo temor ante la realidad de lo  que está ocurriendo en España, por eso el PSOE ha ordenado a sus bases que comiencen una campaña de odio hacia todos los que diariamente les recuerden que hay más 18.000 muertos oficiales, que se sepa, y decenas de miles de contagiados.

Ni siquiera quieren hacer un homenaje a los fallecidos y a sus familias ordenando que las banderas ondeen a media asta y con crespón negro, o al menos, que cuelguen de los balcones de los organismos públicos pancartas de solidaridad y recuerdo, como han hecho en múltiples ocasiones con motivo de celebraciones como el Día de la Mujer, el orgullo gay, o la lucha contra otro tipo de enfermedades.

¿Por qué consideran que las víctimas del COVID-19 son distintas?, ¿por qué consideran que no merecen un recuerdo?. Ni siquiera Sánchez se ha puesto corbata de duelo, luciendo incluso alguna de color rojo.

En mi fuero interno pienso que desde Moncloa quieren transmitir la idea de que los muertos son simples estadísticas, los enfermos simples números y todos aquellos que recordamos la tragedia de las familias debemos silenciarnos.

 

Incluso han limitado a tres personas las que pueden acompañar a los fallecidos en su despedida en los cementerios, demostrando una total falta de sentimientos hacia aquellos que han perdido a sus padres, ya que muchos hijos han tenido que decidir quién no podía ir.

Podrán decir que es por motivo de salud pública pero ¿por qué cuando Sánchez visitó la fábrica de Leganés le siguió una comitiva muy superior? Siempre la propaganda por encima de la sensibilidad.

Pero denunciar la ineficacia de este Gobierno es, según los socialistas, sembrar odio y enfrentar a los españoles, pero yo digo que es valentía y que sus palabras de rencor no van a intimidar a miles de españoles que pensamos que si hubieran tomado medidas cuando fueron advertidos, a lo mejor no estaríamos hablando de tantos dramas  personales y colectivos.

 

 

Mientras tanto este Gobierno ha encendido el ventilador de insultos con tal de intentar cambiar los hechos. Sin ir más lejos hemos visto cómo desde RTVE han hecho campañas de desprestigio contra la Presidenta de la Comunidad de Madrid. También hemos escuchado a la Ministra de Trabajo llamar insolidarios a los empresarios, queriendo presentarlos como enemigos de los trabajadores.

La campaña de odio de la izquierda  ha llegado incluso a señalar a los miembros del Partido Popular como “ los irresponsables , los incompetentes y los desleales”, cuando son los socialcomunistas que nos gobiernan los que han sido sumamente desleales, al tomar  medidas sin  pactarlas con la oposición, incluso están mintiendo sobre la falta de propuestas del Partido Popular en este periodo  de crisis sanitaria, cuando se han presentado casi 2000 iniciativas que se han paralizado por el rodillo gobernante.

Más fracasos

 En su huida hacia adelante han querido cambiar el relato y acusar a la oposición de falta de apoyo por no callar ante el fracaso de la falta de material sanitario que ha contribuido a que más de 23.000 sanitarios estén contagiados y hayan fallecido 19. Hay muchas  empresas  y autónomos que están en claro colapso y solo se les ofrece avales de préstamos que tendrán que devolver.

Están tomando medidas económicas totalmente erráticas sucediéndose rectificaciones y aclaraciones constantes en el BOE. Muchos ciudadanos desconocemos si va a ser  obligatorio o no, utilizar mascarillas y qué tipo de ellas, siendo  lo más grave saber si nos las va a proporcionar la Administración o tendremos que comprarlas nosotros mismos, incluso si se va a producir confinamiento forzoso  de enfermos fuera de sus domicilios en sus ya famosas “Arcas de Noé” de dudosa legalidad. Son múltiples las dudas que tenemos los ciudadanos y que a estas alturas no nos están resolviendo: pedir la verdad no  es propagar bulos y odio.

 Las  acusaciones de los socialistas  son expresión de su miedo, sus  miradas de rencor solo pretende intimidar para conseguir que una parte de la sociedad se acobarde y no pregunte . Las  amenazas de amordazar a los ciudadanos a través de la censura en las redes sociales, solo es el miedo a la libertad de expresión, porque ya están los Tribunales de Justicia para enjuiciar estas conductas.

La  manipulación de la verdad solo sirve en un primer momento, porque por mucho que escondan el sufrimiento esté no deja de existir . No conseguirán intimidar a la sociedad,  porque como decía Bernard Shaw: “el odio es la venganza de un cobarde intimidado”.

 

Comenta esta noticia