01 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El "chanchullo" que pulveriza la imagen "inmaculada" del número tres de Podemos

Pablo Echenique es uno de los dirigentes morados que goza de mayor popularidad y de los que menos se ha visto salpicado por escándalos e irregularidades que ensucien su imagen... hasta ahora

Consejos vendo, que para mí no tengo. Los líderes de Podemos claman contra la "casta" y se autoproclaman adalides de la lucha a favor de los trabajadores y de sus derechos pero a cuando llegan a casa parece que se les olvida aplicarse el cuento. Al menos eso es lo que se desprende de la información que este martes publica el Heraldo de Aragón y que pulveriza la imagen pública de su secretario de Organización, Pablo Echenique. 

El también líder de Podemos en Aragón incumplió la legislación laboral durante más de un año al mantener sin contrato y sin abonar cotizaciones a la Seguridad Social durante todo ese tiempo a un trabajador doméstico. Para más "inri", este "fraude" se produjo cuando Echenique ya era cargo público con escaño y el empleado del hogar le ayudaba en su día a día, al ser dependiente por la severa discapacidad física que padece. 

Pillado in fraganti, el número tres de Podemos ha reconocido los hechos si bien se justificó alegando que lo hizo por ayuda a este trabajador cuando perdió su puesto de trabajo por cuenta ajena. Vamos, que durante un tiempo pertenecía a una empresa a la que él contrató para que le prestara asistencia doméstica y personal, cuando cerró la empresa, Echenique optó por seguir contando con él sin contrato ni cotizaciones a la Seguridad Social.

Entre sus explicaciones, el líder morado confesó que era consciente de que su asistente no pagaba las cuotas de autónomos y aseguró que le conminó a que fuera el empleado el que las abonara para "regularizar" la situación. No obstante, la ley establece que es el empleador quien debe abonar las cuotas a la Seguridad Social y que, en cualquier caso, aun cuando hubiera un acuerdo demostrable por el que el empleado se hiciera cargo de las cotizaciones, si éste no las abona también es el empleador el responsable de hacerlo. 

Por si fuera poco, la legislación obliga también a que cualquier relación laboral de este tipo deba contar con un contrato reglado y por escrito. Echenique tampoco cumplió con este requisito. Él mismo dijo que le pagaba 300 euros al mes en metálico, sin más, ni contrato ni cuotas a la Seguridad Social.

Esta relación laboral sin contrato se prolongó durante aproximadamente un año, hasta semanas antes de las pasadas elecciones de junio. Es decir, las irregularidades tuvieron lugar siendo Echenique cargo público: en las elecciones europeas de 2014 obtuvo escaño de eurodiputado, y en mayo de 2015 pasó a ser parlamentario regional tras haberse presentado como candidato de Podemos a la Presidencia de Aragón.

Comenta esta noticia