19 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El luto acaba, el drama sigue: el Gobierno se empeña en borrar 16.000 muertos

España ha terminado este viernes el duelo nacional por la tragedia del coronavirus. Y lo ha hecho sin conocer exactamente el número de fallecidos y con una versión oficial que no se sostiene

Con un sentido minuto de silencio en sus principales instituciones, España ha puesto punto y final este viernes al luto oficial más largo de su Historia. Los Reyes, La Moncloa, las Cortes Generales, las sedes de los gobiernos autonómicos y de los ayuntamientos de todo el país han rendido homenaje a los fallecidos por la terrible pandemia del Covid 19. Eso sí, es imposible saber por cuantos españoles hemos guardado este obligado duelo nacional.

El Gobierno sigue mareando la perdiz, abonado a su estrategia oscurantista sobre la cifra real de fallecidos por coronavirus en España. Pese a las dudas expresadas por organismos internacionales como la propia OMS, la Comisión Europea, o medios de comunicación de referencia como el Financial Times, Associated Press o el New York Times

Y también a pesar de los informes de los propios registros civiles dependientes del Ministerio de Justicia, de los Tribunales Superiores y de muchos consejeros de Sanidad autonómicos, como ha hecho en estas últimas horas el andaluz Jesús Aguirre.

Este viernes, poco después de difundir el último balance de fallecidos oficiales a viernes 5 de junio, 27.134, el portavoz de Sanidad Fernando Simón ha tratado de explicar la brecha entre esta cifra y los 43.000 de los que se hace eco el MoMO del Instituto Carlos III.

"Nosotros lo que no podemos es dar datos que no sepamos lo que significan", ha asegurado el portavoz de Sanidad. ¿Su peregrina explicación?: "Sabemos que tenemos 27.000 fallecidos pero sabemos que entre esos casos algunos pueden haber fallecido infectados por el virus pero no por el virus".

Pero aún ha echado Simón más balones fuera. "También habrá personas que no sabemos si han fallecido por otras causas". ¿El motivo?: "Hemos tenido los hospitales casi al cien por cien dedicados al coronavirus, con lo que personas con patologías graves han fallecido, o no han ido a los hospitales por miedo o han ido con retraso", se ha justificado.

 

 

Fernando Simón no ha sido capaz este viernes de explicar el desfase brutal en las cifras de fallecidos por el Covid.

 

 "Tenemos que ser responsables y cuando tenemos dudas no podemos dar por sentado cosas de las que no tenemos pruebas", ha querido zanjar la polémica el responsable del CAES.

Y de esta forma, cuando el baile de datos ha llegado ya hasta Bruselas -que va a examinar el desfase-, acaba el luto oficial en España con 16.000 muertos que el Gobierno no sabe explicar. Otra pandemia dentro de la pandemia del Covid 19. Y que se suman a los 27.134 sí reconocidos oficialmente.

Son 16.000 vidas de otros tantos españoles con nombres y apellidos a cuyas familias Pedro Sánchez, Salvador Illa y Fernando Simón deben una explicación. Y previsiblemente, también, la deberán dar ante la Justicia.

 

 

 

Comenta esta noticia