21 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez se apodera de La Moncloa y recibirá allí a Casado, Rivera e Iglesias

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, tras su reunión en el Congreso después de las elecciones de diciembre de 2015

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, tras su reunión en el Congreso después de las elecciones de diciembre de 2015

Lo común es que los primeros contactos entre políticos tras unas elecciones se desarrollen en el Congreso, pero el líder del PSOE se ha hecho dueño del palacio presidencial.



Solo el jefe del Estado usa la residencia oficial para entrevistarse con los líderes políticos tras unas elecciones. Pero Pedro Sánchez se ha saltado esa norma no escrita que asiste al Rey y a La Zarzuela y realizará la primera toca de contacto con el resto de dirigentes en el palacio de la Moncloa, a pesar de que solo es presidente interno.

Así, el presidente del Gobierno ha anunciado que se reunirá con los líderes del PP, Ciudadanos y Unidas Podemos la próxima semana para analizar la situación política tras las elecciones generales del pasado 28 de abril. A través de un comunicado, el Gobierno informó de que Sánchez comenzará la ronda de contactos con las fuerzas políticas de mayor a menor oposición según los resultados que obtuvieron en la noche electoral con la excepción de Vox, al que ha vetado, en La Moncloa-

Así, la primera reunión será con el presidente del PP, Pablo Casado, el próximo lunes, 6 de mayo, a las 13 horas. Al día siguiente recibirá al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, a las 11 horas y a las 17 horas mantendrá un encuentro con el secretario de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

 

Todas estas reuniones tendrán un escenario muy atípico puesto que desde la celebración de las elecciones Pedro Sánchez es presidente en funciones. De hecho, Mariano Rajoy usó en 2016 la Antesala del Comedor de Invitados, situada en la cuarta planta del Congreso de los Diputados, para reunirse en su momento con Sánchez y Rivera de cara a buscar los posibles acuerdos que facilitaran su investidura.

Muchos observadores han criticado esta decisión de un Sánchez que se ve sobrado. Así, Carlos Herrera, en uno de sus monólogos de la COPE, ha reprochado al presidente en funciones su actitud. "Sánchez está a sus anchas porque va a recibir en Moncloa, ojo al dato, a sus adversarios políticos en la ronda de contactos tras el 28-A. Porque Rajoy cuando era presidente del Gobierno en funciones en 2016 y empezaba consultas con los demás partidos para ver si organizaba algo recibía en el despacho del Congreso, no en Moncloa. Éste no, este es un desahogado. El sentido patrimonial que tiene de los resortes del Estado Sánchez no tiene límites. Porque el que recibe en sede oficial para esta ronda de contactos es el Rey, y él lo puede hacer perfectamente en el Congreso. Pero ha preferido hacerlo en Moncloa", ha comentado.

 

Comenta esta noticia
Update CMP