18 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las selectas vacaciones juntos que confirman el idilio de Albert Rivera y Malú

La pareja no hace oficial su relación, pero tras la paliza de las Elecciones se han ido a descansar a un coqueto rincón de Portugal donde pueden pasar más desapercibidos.

Cualquier día llegará la confirmación, pero Albert Rivera ha hecho una apuesta doble que mientras intenta mantener a raya: no utilizar las cuestiones personales en una herramienta política que, a su pesar, frivolice su discurso; y mantener a salvo su vida privada en un momento en el que, a menudo, se saltan todas las líneas rojas.

El respeto al ciudadano, y a sí mismo, está detrás de una decisión que ha mantenido a rajatabla, no sin dificultad, resistiendo las preguntas públicas en todo tipo de programas de radio y televisión pese a que los expertos indicaban que una relación con un personaje como Malú, del mundo de la cultura y la música, le hubiera beneficiado.

Sin embargo, no es fácil contener el interés que suscita la pareja y una prueba de ello lada El Mundo este fin de semana, revelando el viaje de descanso que ambos han hecho a un coqueto y discreto rincón de Portugal para aprovechar el puente de mayo tras la agotadora campaña electoral.

 

Según el rotativo, Rivera y Malú fueron vistos haciendo la compra en un hipermercado de la península de Troia, en la comarca de Comporta, un precioso espacio en el que resulta más sencillo no ser reconocido. Quizá por ello no muy lejos de allí han ido de vacaciones otras celebridades políticas en el pasado, desde Soraya Sáenz de Santamaría hasta Ana Botella, pasando por la pareja a la que más se parece la española: la de Nicolás Sarkozy y la artista Carla Bruni.

Del cuidado que ambos le ponen a separar la esfera pública de la privada da cuenta una escena narrada por el periodista Aitor Hernández-Morales en su crónica: "La pareja fue vista en el supermercado My Super Troia de la villa de Troia, Setúbal, destino vacacional de la jet set europea. El político -que vestía vaqueros y un polo gris- y la cantante -también de vaqueros y con gafas de sol- fueron observados recorriendo los pasillos del local por separado, intentando no atraer la atención. Varios turistas españoles que se encontraban en la misma tienda por casualidad le reconocieron al instante; al darse cuenta que había sido identificado, Rivera se apresuró a salir del establecimiento, seguido por Malú. Poco después, el líder de Ciudadanos volvió para completar la compra en solitario".

Comenta esta noticia
Update CMP