Casado ya tiene decidido el alcaldable para Valencia

Si finalmente Pablo Casado viene este fin de semana a la Comunitat Valenciana, el candidato a la alcaldía de Valencia, la gran incógnita del PP, quedará despejada.

El resultado de la elecciones andaluzas ha sido para el PP un bálsamo de fierabrás. Pese a la pérdida de diputados, los populares tiene opciones de hacerse con la presidencia de la Junta, tras evitar el sorpasso de Ciudadanos. Paradojas de la política. Lo mismo le ocurrió al socialista Ximo Puig, que obtuvo el peor resultado en la historia del PSPV pero consiguió ser el Molt Honorable tras su alianza con los nacionalistas de Compromís y el apoyo de los fieles a Pablo Iglesias (Podemos). 

El PP ha pasado de la depresión a la euforia contenida, bien es cierto, en cuestión de horas. Tanto es así que Pablo Casado ya no tiene dudas sobre quién será el candidato a la alcaldía de Valencia. La decisión está tomada. Así lo trasladó ayer a varios dirigentes, tras la reunión de la ejecutiva celebrada en Madrid.

Si finalmente Casado viene este fin de semana a la Comunitat Valenciana, según se comentaba en los corrillos de Génova 13, el presidente de los populares proclamará a Isabel Bonig oficialmente como candidata a la Generalitat, y al mismo tiempo al cabeza de lista por Valencia. Bonig, que se encuentra hoy en Bruselas, viene sugiriendo que podría ser una mujer. La diputada y ex alcaldesa de Torrent, María José Catalá, en opinión de su entorno, tiene muchas papeletas a su favor. Sin embargo, este extremo no está cerrado definitivamente. El presidente de la gestora, Luis Santamaría, que ya ha elaborado un borrador del programa electoral, tiene apoyos significativos,

La convención nacional del día 20 de enero servirá para presentar a los candidatos a las elecciones autonómicas de mayo y, por ello, el proceso de elección debe estar concluido días antes. Por lo tanto, en los próximos fines de semana se espera una actividad frenética.

Hasta el domingo, el PP veía factible recuperar la alcaldía de Valencia con pactos, pese a la crisis en el grupo municipal. La moral de los populares ha subido muchos enteros. La reacción del alcalde Joan Ribó, culpando a los socialistas de haber realizado una estrategia errónea,  y de la vicepresidenta Mónica Oltra, en línea con la interpretación de Pablo Iglesias,  confirma que hay partido como diría Bonig.

 

Comenta esta noticia
Update CMP