| 30 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

El Botànic se ceba con Alicante con el nuevo impuesto a las viviendas vacías

El conseller Héctor Illueca (Podemos) ha preparado un impuesto a las viviendas vacías de la Comunitat, de las que la mitad están en municipios turísticos de la provincia de Alicante

| A. Maestre Edición Alicante

Ser propietario de una vivienda sin habitar saldrá más caro en la Comunidad Valenciana a partir del próximo año. El Gobierno de la Generalitat prepara la implantación del impuesto a las viviendas vacías, para castigar con tributos extraordinarios a los propietarios de los pisos y apartamentos que no estén habitados. El Consell tiene contabilizados 336 inmuebles deshabitados, cuyos datos van a formar parte de la base de datos de la Conselleria de Hacienda para que se les empiece a gravar el nuevo tributo que se ha incluido en el borrador de los presupuestos autonómicos de 2023. 

Del total de viviendas sin habitar den la Comunitat, 153 se encuentran en poblaciones turísticas de la provincia de Alicante, lo que representa el 45’54%. 

 

En esta operación el gobierno de Ximo Puig pretende recaudar el próximo año 250.000€, de los que 115.000€ procederán de propiedades ubicadas en la provincia de Alicante. Orihuela Costa y Torrevieja son los puntos de la provincia en los que se concentran más viviendas deshabitadas, seguidas de las ciudades de Alicante, Elche o Alcoy.  

La motivación del conseller de Vivienda, Héctor Illueca (Podemos) es la de castigar a “la especulación” que supone tener viviendas vacías en zonas de costa para destinarlas al alquiler vacacional entre particulares. 

La directora general de Emergencia Habitacional, Pura Peris (Compromís), lamenta que las políticas de vivienda han provocado una saturación de población flotante en los municipios turísticos, donde los “los ayuntamientos no pueden prestar servicios porque en verano se triplica la población”. Peris niega que la motivación de este impuesto sea el afán recaudatorio.  

 

El Consell quiere “que afloren las viviendas deshabitadas, para que se pongan a la venta alquiler”. Pura Peris añade que “de los 336 inmuebles, más de un centenar se podrán alquilar en breve a un precio asequible, por debajo de los precios que marca el mercado actualmente”.