| 15 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

El Consell prepara un protocolo al detectar posibles casos de ‘sumisión química’

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, afirma que los casos detectados en Dènia, Xàtiva y La Vall d’Uxó “son delitos y hay que tratarlos como tal”

| A. Maestre Edición Alicante

La Policía Nacional y la Guardia Civil investigan ocho denuncias de mujeres que aseguran haber sentido un pinchazo en espacios de ocio en Dènia, Xàtiva y en la Vall d'Uixó, y la conselleria de Sanidad ya prepara un protocolo específico de actuación ante posibles casos de sumisión química. 

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, defiende que quien agreda a una mujer mediante un pinchazo de ‘sumisión química’ "tiene que ser tratado como un delincuente" porque "es un delito y hay que tratarlo como tal". El jefe del Consell se ha mostrado preocupado por la denuncia de una joven de 26 años de Dénia, que asegura haber sufrido un pinchazo durante el Festival FIB de Benicàssim y no acordarse de lo que pudo haber sucedido después.

 

El president ha confirmado que la Conselleria de Sanidad prepara ya un protocolo específico sobre pinchazos tras los casos de denuncias que se están registrando en varios municipios turísticos de la Comunidad Valenciana, y ha explicado que este incremento de denuncias es algo "absolutamente inmoral" por parte de los agresores, y ha agregado que "hay que buscar la fórmula de atender a la víctima de la mejor forma posible. Y lo haremos". 

En este periodo vacacional en el que nos encontramos los pinchazos en las discotecas han registrado un aumento, como demuestran las denuncias presentadas ante la Policía Nacional y Guardia Civil. Se trata de una manera de sometimiento sexual, generalmente a mujeres jóvenes. En los últimos años se ha pasado de echar burundanga en los vasos o soplar algún tipo de droga a la víctima, aparece en el ocio nocturno esta nueva forma de someter químicamente a alguien.