| 16 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Imagen de varias ratas, debajo de los contenedores de basura en pleno centro. FOTO: Cedida.
Imagen de varias ratas, debajo de los contenedores de basura en pleno centro. FOTO: Cedida.

Alicante alcanza un nivel récord de suciedad, ratas, inmundicia y malos olores

Desde que el tripartito se pusiera al frente del Ayuntamiento, barrios y calles de la ciudad han experimentado un deterioro sorprendente. Mugre, malos olores o insectos campan a sus anchas.

| Roberto Pérez Edición Alicante

No es ninguna novedad que la limpieza viaria sea el servicio peor valorado por todos los alicantinos. Esta insatisfacción no solo queda reflejada en recientes encuestas hechas por el Observatorio de Servicios Urbanos (OSUR), ahora esta situación se ha vuelto más que evidente e incluso palpable por los niveles de insalubridad alcanzados.

Desde el Ayuntamiento son totalmente conscientes e incluso testigos directos de este problema (ya que en la plaza situada frente al consistorio, las ratas campan a sus anchas). No obstante las medidas tomadas por el equipo de Gobierno han sido tan inefectivas como surrealistas. En cuanto a gestión se refiere, Gabriel Echávarri y su equipo han errado en casi todo; el planteamiento inicial de la contrata, el control sobre el cumplimiento de ésta, la ejecución de la propia empresa, los recursos materiales que se destinan a ello, el liderazgo político mostrado ante este tema vital... Todo ello ha sido devastador para la fama de Alicante, ciudad que debe hacer de su imagen uno de sus principales activos por el turismo y que este año ha dado una de las peores y todo a menos de dos meses de la salida de la Vuelta al Mundo a Vela, el magnífico escaparate de la Volvo Ocean Race, de la que informaremos en ESdiario.

Consecuencias comerciales aparte, los niveles de suciedad alcanzados en la capital han desembocado en una perpetua presencia de roedores e insectos que han visto transformadas las calles en un habitat natural idóneo para proliferar. Ratas que se han detectado hasta en la emblemática Explanada de España, el paseo "postal" de Alicante que estos días cuenta con esas incómodas visitantes, para disgusto de los sorprendidos turistas y enfadados comerciantes y hosteleros.

Marisol "la Roja"

En cuanto a insectos se refiere, el temido mosquito tigre cuya picadura es de las más molestas y persistentes, ha aumentado su presencia y ha podido expandirse por los barrios sin resistencia alguna. A este respecto, la concejala Marisol Moreno (naturalista extrema), prohibió fumigar las calles para erradicar a los mosquitos tigre. En su lugar, desde el Ayuntamiento decidieron liberar un gran número de aves insectívoras por la ciudad para que éstas acabaran con el incómodo insecto.

Esta medida, ha resultado del todo inefectiva ya que el mosquito tigre tiene unas costumbres horarias en cuanto a actividad totalmente distintas a la de los pájaros, no obstante, esta decisión no ha hecho más que agravar la situación, ya que la liberación de aves lleva consigo un aumento inherente de la producción de excrementos por parte de éstas.

Nada se sabe en cuanto a lo que el tripartito tiene planeado para acabar con las ratas. Sin los pesticidas como posibilidad, algunos ya piensan, no sin cierto humor e ironía, que la solución ideada por Marisol Moreno será liberar aves rapaces.

Tanto vecinos como comerciantes exigen una solución inmediata. En el caso de los habitantes, éstos han visto como a raíz del aumento de porquería su salud ha ido en detrimento. Respecto a los comerciantes y hosteleros, éstos dicen estar hartos de recibir continuas quejas de turistas que evitan sentarse en sus terrazas por el hedor que tienen que soportar.