25 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Los portavoces del bipartito, Manuel Villar (PP), y Antonio Manresa (Cs) / FOTO: O. Avellán

PP y Cs no aceptan la exigencia del ex tripartito de ‘olvidar’ la ordenanza

PSOE, Compromís y Podemos condicionan el respaldo a los presupuestos a que el equipo de gobierno retire la ordenanza ‘antimendicidad y prostitución’ y empiece de cero con otro documento

| A. Maestre Edición Alicante

El pleno del Ayuntamiento de Alicante ha rechazado este jueves la moción conjunta presentada por PSOE, Unides Podem y Compromís en la que se planteaba la constitución de una comisión no permanente para la elaboración de una Ordenanza de Convivencia Cívica distinta a la que presentó hace unas semanas el equipo de gobierno, formado por PP y Cs.

Los portavoces de los grupos políticos que formaron el ex tripartito en la anterior legislatura llevan varias semanas pidiendo a Barcala que ‘se olvide’ de la ordenanza que han elaborado y “empiecen de cero”. Paco Sanguino (PSOE), Natxo Bellido (Compromís) y Xavi López (Podemos) ni siquiera plantean remodelar la ordenanza que ha elaborado el bipartito, sino que quieren que la retiren y que empiecen a negociar un nuevo documento desde el principio.

 

Sanguino, Bellido y López supeditan el respaldo de los presupuestos de 2021 a esta cuestión, y avisan al equipo de gobierno que “si quieren encontrar respaldo para las cuentas municipales, primero tendrán que retirar la ordenanza”.

No acceder a chantajes

Tanto los portavoces del equipo de gobierno alicantino, Antonio Manresa (Cs) y Manuel Villar (PP), como el concejal de Seguridad, José Ramón González, y el propio alcalde, Luis Barcala, han manifestado en repetidas ocasiones que la ordenanza de convivencia cívica está en fase de estudio y, por lo tanto, es susceptible de adaptación en algunos de sus puntos. Eso quiere decir que el equipo de gobierno está en disposición de mejorar algunos aspectos de esta ordenanza, pero en ningún caso se prestan a eliminarla para empezar de cero.

 

En este sentido, el bipartito alicantino se muestra firme con la decisión de seguir tramitando esta ordenanza, y la desvinculan de la negociación de los presupuestos municipales. El concejal de Seguridad ha calificado de “chantaje inadmisible” los anuncios de los grupos de izquierdas en la oposición de utilizar como moneda de cambio la ordenanza para la aprobación de las cuentas del año que viene.

Podrá aprobarse con el respaldo de Vox

Tanto los presupuestos municipales como la ordenanza de convivencia cívica podrían salir adelante con el respaldo de Vox, que con sus dos concejales podrían abstenerse o votar a favor, lo que posibilitaría la tramitación de ambas cosas, presupuestos y ordenanza. Aunque el equipo de gobierno quiere desvincularlas de las negociaciones, tanto por la izquierda como por la derecha, PP y Cs tendrán que negociarlas de manera conjunta con quien consiga finalmente convencer para aprobarlas.