| 25 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

INECA exige al gobierno de Sánchez “inversiones equilibradas” en PGE

Ignacio Amirola alerta de que la provincia de Alicante sufre un peligro de recesión real “por la situación de infrafinanciación que arrastramos desde hace más de veinte años”

| A. Maestre Edición Alicante

El presidente del Instituto de Estudios Económicos –INECA-, Nacho Amirola, ha explicado este jueves que el peligro de recesión económica en la provincia de Alicante “es real, aunque debemos tener en cuenta que en la provincia de Alicante nos afecta de una manera singular las crisis por la situación de infrafinanciación que arrastramos desde hace más de veinte años”. Amirola ha destacado que “esto se refleja en nuestro nivel de renta per cápita con una importante caída en las últimas décadas, que nos sitúa a la cola en riqueza”.

Por este motivo, el presidente de INECA confía que en los próximos Presupuestos Generales del Estado Alicante se vea mejor parada que en los anteriores, donde la provincia estaba en la cola de las provincias españolas en inversión, en el puesto 50. El dirigente del colectivo de economistas exige al gobierno que los del próximo año sean unos “presupuestos equilibrados” a criterios poblacionales. Amirola reclama que se desarrollen políticas inversoras que cambien esta tendencia “y la provincia de Alicante vuelva a situarse en el mapa nacional”.

Objetivo, un trabajador más por empresa

El director de Estudios de INECA, Francisco Llopis, ha destacado que “si las empresas de la provincia de Alicante aumentaran su tamaño medio en 1 solo trabajador cada una, el producto interior bruto per cápita provincial aumentaría un 8%. Esto significaría que se pasaría de 20.116 euros de media anuales a 21.175 euros, 1.609 euros más al año del que dispondrían los ciudadanos”.

Además, este incremento permitiría a la provincia pasar de ocupar la posición 44 en el ranking nacional de PIB per cápita a la 31. Lo que repercutiría directamente en el impulso económico que la provincia necesita apoyado, sin duda, por una necesaria mejora de la financiación estatal.

En este sentido, Amirola ha indicado que “la actividad económica ha mejorado sensiblemente si utilizamos 2019 como punto de partida”. Destaca que “es un hecho indudable pero parece no ser suficiente para los próximos trimestres” y que “el año 2022 no finalizará con las mismas expectativas de crecimiento que teníamos al iniciar el año”.