03 de Agosto de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Miguel Uliarte: “Absolución y pandemia, todo encaja a la perfección”

El director sanvicentero se lanza al abordaje de la ciencia ficción con una película premonitoria que narra la pandemia a la que se enfrenta el planeta por un virus mortal

| David Monllor Edición Alicante

Miguel Uliarte es el director de 'Absolución', cinta de signo premonitorio por casualidad, pues narra la pandemia a la que se enfrenta el planeta por un virus mortal cuyo comportamiento obliga a que las personas huyan a refugiarse en las montañas. La idea, no obstante, llevaba años apuntada en su libreta y no fue hasta el año pasado que tuvo la opción de trasladarla a la gran pantalla. Esta semana la ha presentado en el Festival de Cine de Alicante.

-¿Cómo es montar una película de ciencia ficción en la provincia?

Ha sido una locura. Esta es una película de financiación propia y nos hemos enfrentado a retos, como cuando teníamos que hacer efectos; aunque haya habido pocos teníamos que trabajar en ello. Con ilusión lo hemos sacado todo adelante y el resultado es bueno.

-Tenías la idea escrita desde hace años. ¿Ha sido complicado traspasarla del papel a la pantallas?

No ha sido muy difícil porque llevaba tiempo con la idea visualizada en mi cabeza. Una vez que empezó el proceso de preproducción tuvimos que modificar alguna escena. Pero gran parte del concepto se ha plasmado en imagen como quería.

-¿Por qué el nombre Absolución?

La película trata de una pandemia y al final se comprende el por qué. El título tiene mucho que ver con los motivos principales de la llegada a ese punto. Cuando relacionas las palabras “absolución” y “pandemia” no tiene sentido, pero según transcurre la historia todo encaja a la perfección.

La ciencia ficción te da un margen de creación de historias y argumentos que una película convencional no te da

-¿Te da miedo ese poder “premonitorio” con la pandemia?

Ha habido mucho cachondeo en grupos que tenía con el equipo técnico y los actores. El año pasado estábamos grabando todo y de repente nos encierran. Algo que parecía muy lejano llega aquí y el mundo se vuelve loco. Todos me dicen lo mismo: “mira a ver la próxima historia que hagas”. Alguna idea que he contado para futuros proyectos suele recibir la respuesta de “cómo pase lo mismo…”.

-¿Si tuvieras la habilidad de adivinar el futuro a través de tus películas qué harías?
Tendría que pensarlo bien porque ahí entra el ego. Sería algo relacionado con los viajes en el tiempo. Siempre me han gustado. Soy un fanático de Regreso al futuro. Pienso en el cine como un medio de pensar en otras cosas durante el tiempo que dure.

-¿Ha sido duro el rodaje?

Comenzó en marzo de 2019 y acabamos en noviembre de 2020. No fue un proyecto muy seguido por ser independiente. La planificación que teníamos en un principio se ha ido alterando. La gente trabajaba, tenía exámenes. Lo duro ha sido cuadrar horarios con todo el mundo. Hemos tenido que ir sacando el ingenio.

-¿Eres de perseguir a los actores por el set?

No soy muy estricto. Ese era el director de fotografía al que llamábamos “el criticón”. A mí me gusta darles libertad para que se introduzcan en el personaje. Incluso les explicaba que podían modificar lo del guion e improvisar.

Es una pasión que tengo. Desde los 15 años empecé a hacer cortometrajes con los amigos. Juntábamos una cámara Mini Dv en aquella época y pasábamos las tardes grabando historias sobre la marcha

-¿La ciencia ficción está desaprovechada en España?

Es un mercado no muy desarrollado si lo comparas con otros países. Aquí quizá hay un 20% de producciones o incluso menos. La ciencia ficción te da un margen de creación de historias y argumentos que una película convencional no te da.

-¿La provincia tiene escenarios con potencial cinematográfico?

Nosotros hemos grabado en la montaña porque tenemos un montón aquí. Aparte hay sitios de secano, de zona de bosque, y también de zona de agua con lagos y ríos. También existen lugares con ambientes futuristas, como la Universidad de Alicante o algún edificio de Campello. El otro día, por ejemplo, en la gala inaugural vi que se podía grabar perfectamente una escena en el auditorio. Era todo muy minimalista y eso da juego.

 -¿Por qué se decanta por el cine?

Me ha gustado desde pequeño. Prefiero la ciencia ficción antes que los dramas porque te transportan a un mundo en el que puedes soñar. Es una pasión que tengo. Desde los 15 años empecé a hacer cortometrajes con los amigos. Juntábamos una cámara Mini Dv en aquella época y pasábamos las tardes grabando historias sobre la marcha. Estuvimos así unos años. En total, salieron siete cortos. Eran malos, pero así cultivé mi pasión. Luego intenté estudiar cine pero no pude entrar donde quería. La vida se fue por otra rama. Hace seis años volví a la fotografía y ahora trabajo de ello. Al final está relacionado lo de contar una historia a través de la imagen. En 2018 retomé la pasión y me puse con absolución.

-¿Ha pensado en subir cortometrajes a internet?

Ahora no es como antes, que las películas estaban para verlas en el cine. Con las plataformas puedes sacarle mercado. Por ejemplo, en Youtube o Vimeo subes tu contenido y hay opción de cobrar un alquiler. Al final llegar al cine no es fácil. Necesitas de una inversión grande. Absolución es una película pequeña y personal y estamos ilusionados. El Festival de Alicante fue el primero en aceptarla.