| 28 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Andy Cartagena: cuatro orejas para celebrar sus bodas de plata

Guillermo Hermoso de Mendoza, con dos orejas, le acompañó en la salida en hombros. Lea Vicens se tuvo que conformar con un apéndice

| Blas de Peñas Edición Alicante

Comenzó la Feria Taurina de cinco estrellas. Y comenzó con una doble puerta grande. Andy Cartagena y Guillermo Hermoso de Mendoza la abrieron al cortar cuatro y dos orejas, respectivamente, mientras que la francesa Lea Vicens se tuvo que conformar con un apéndice. Fue una tarde feliz donde el público se lo pasó en grande y disfrutó de lo lindo viendo una buena corrida a caballo gracias a las reses enviadas por Fermín Bohórquez, presente en uno de los burladeros del coso de la Plaza de España junto al empresario Nacho Lloret, satisfecho por el aspecto que presentaba el coso alicantino. 

Y hay que escribirlo sin rubor: Con el benidormí Andy Cartagena llegó el escándalo. Escándalo traducido en una monta espectacular y un acierto a la hora de clavar el rejón de muerte que el palco presidencial no tuvo más remedio que sacar por dos veces el doble pañuelo. Y menos mal que el presidente Manolo García no se dejó convencer cuando el público, enardecido por el caballista que festejaba sus bodas de plata, pidió el rabo. Hubiera sido un premio inmerecido porque la faena de Andy a su segundo enemigo tuvo algunos altibajos en una doble pasada que descontroló no sólo al toro sino también al caballo. 

 

Pero en honor a la verdad, Andy Cartagena cuajó una gran tarde pese a que su primer enemigo, un negro bragao de 538 kilos, salió parado y sin fijeza. De ahí el mérito que tuvo al meterle en el caballo y cuajar una faena que culminó con un rejón de muerte muy efectivo. Las dos orejas, más que justificadas. 

Como también estaban justificadas las dos que cortó en su segundo toro. Una monta espectacular le permitió poner en pie al público, que enardeció en vítores y en bravos en un par de banderillas a dos manos y que desató la locura cuando Zarzamora, un toro negro de 539 kilos, cayó redondo al recibir un rejón de muerte de premio especial. Se pidió el rabo, pero el premio hubiera sido demasiado. Bien por la presidencia. Porque la puerta grande estaba más que asegurada y las efemérides de los veinticinco años de alternativa, bien celebrados. 

Lea Vicens es una amazona perfecta. Su monta es de academia, de años y años de práctica, pero su manejo de las distancias le juegan, a veces, malas pasadas. En su primero le ocurrió con el rejón de castigo y las banderillas cortas. Y el mismo problema tuvo con el rejón de muerte. Tuvo que intentarlo dos veces y lo mismo le ocurrió con el descabello. Ovación fuerte. 

En su segundo, un toro de casi 600 kilos, Lea Vicens estuvo más acertada. Con sus caballos Bético y Deseado cuajó una buena faena que refrendó con Diluvio. Algunos de sus quiebros levantaron al público de su asiento. Lástima que el rejón de muerte se le quedara algo corto al necesitar empujarlo para que tuviera el efecto deseado. Hubo petición y le fue concedida una oreja. 

 

Guillermo Hermoso de Mendoza es un rejoneador con señorío y elegancia y una perfecta monta donde se aprecian las enseñanzas de su padre. No tuvo suerte con su primer enemigo, el segundo de menos peso de la tarde, un toro gazapón y con pocas ganas de correr. Aun así, logró pasajes muy buenos, sobre todo con las banderillas cortas. El rejón de muerte no fue suficiente y tuvo que echar pie a tierra y utilizar el descabello. Ovación y a esperar al segundo enemigo, el toro de mayor peso de la tarde, un negro bragao de 605 kilos. Su excesivo peso no fue óbice para que el joven caballista tuviera una actuación muy sobresaliente, con varios pares de banderillas largas al quiebro que levantaron al público. Mención especial merecen el par de rosas que colocó en terrenos muy comprometidos, así como el rejón de muerte que acabó con la res rápidamente y caló en el respetable para que la plaza se inundara de pañuelos blancos. Dos orejas más que merecidas. 

Tarde completa, por tanto, con una buena corrida enviada por Bohórquez, un triunfo incontestable de Andy Cartagena, una gran actuación de Hermoso de Mendoza y una muy destacada labor de Lea Vicens. 

 

Plaza de Toros de Alicante. Primer festejo de la Feria de Hogueras 2022. Tres cuartos de entrada 

Andy Cartagena. Dos orejas y dos orejas. Salida en hombros por la puerta grande. 

Lea Vicens. Ovación y oreja 

Guillermo Hermoso de Mendoza. Ovación y dos orejas. Salida en hombros por la puerta grande.