| 23 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Colchones usados como aislante de edificios,la Generalitat financia el reciclaje

Se estima que solo en la Comunitat se retiran alrededor de 300.000 colchones al año, que terminan mayoritariamente en el vertedero sin ser sometidos a ningún proceso de reutilización

| Redacción Alicante Edición Alicante

La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), respalda el desarrollo de una tecnología para tratar los colchones fuera de uso con el fin de conseguir materias primas de alto valor añadido para su uso en el terreno de la edificación y del descanso. 

En concreto, el objetivo de ORACLE, que es como se ha bautizado esta iniciativa, radica en la obtención de núcleos de espuma de alto valor añadido para su empleo como aislante acústico en el sector de la construcción, además de para el fabricado de nuevos colchones de alta calidad. 

Este proyecto estratégico, coordinado por el Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas) cuenta con la participación de las empresas Girsa, Recipur y Delax Colchones, así como el Centro de Tecnologías Físicas de la Universitat Politècnica de València (UPV) y con una aportación de la AVI, que suma un total de 485.000 euros en el marco de la convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva correspondiente a 2021. 

A través de esta iniciativa, se pretende ofrecer una solución al reciclaje de las espumas de poliuretano. Se estima que solo en la Comunitat Valenciana se retiran alrededor de 300.000 colchones al año, que terminan mayoritariamente en el vertedero sin ser sometidos a ningún proceso de reciclaje. 

 

Para hacer frente a este reto medioambiental, los socios de ORACLE proponen el desarrollo e implementación de un sistema de desinfección y tratamiento de los colchones para asegurar su higienización y transformación en materias primas para su posterior procesado. 

Con este fin, se desarrollarán, además, nuevas fibras biocomponentes con propiedades biocidas y de alta flexibilidad, que se mezclarán con el material triturado de los colchones fuera de uso para obtener así nuevos núcleos de espuma de altas prestaciones. 

La viabilidad industrial de esta tecnología, así como la idoneidad y calidad de los productos finales, se validarán mediante el desarrollo de sendos demostradores: un colchón fabricado con espuma reciclada de alta durabilidad y sistemas modulares de altas propiedades de absorción acústica a partir de espuma reciclada. 

Para desarrollar con garantías este proyecto, Girsa, empresa especializada en la gestión de residuos sólidos, diseñará el tratamiento de los colchones desechados para su uso como materia prima; mientras que Recipur desarrollará la tecnología para fabricar núcleos de espuma reciclada e higienizada. 

En paralelo, Aimplas aplicará sus conocimientos en este campo para obtener la fibra biocomponente con propiedades biocidas y alta flexibilidad, mientras que el diseño y desarrollo de los nuevos colchones correrá a cargo de Delax, firma especialista en el sector del descanso. 

 

Por último, la Universitat Politècnica de València (UPV) y Aimplas configurarán las soluciones modulares de aislamiento acústico a partir de estos núcleos de espuma reciclada dirigidas al sector de la construcción. 

Para la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Josefina Bueno, el desarrollo del proyecto contribuirá a impulsar la economía circular en el sector del descanso y a reforzar las sinergias con el de la construcción, en línea con los principios establecidos por la Unión Europea. “Además del evidente beneficio ambiental, la iniciativa reducirá los costes de gestión de residuos, abrirá nuevos mercados y líneas de negocio y contribuirá a la creación de empleo vinculado al reciclaje”, ha destacado Bueno. 

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, ha indicado que la colaboración entre empresas, universidades y centros tecnológicos constituye "la única vía real para hacer frente a los retos de gran calado que afectan a la ciudadanía y al tejido productivo". 

“Este proyecto demuestra que, aunando esfuerzos, conocimiento y tecnología, es posible hallar soluciones a través de la innovación a problemas tan acuciantes como la gestión de los residuos sólidos de gran volumen que habitualmente terminan en el vertedero”, ha explicado García Reche. 

La iniciativa se alinea con los desafíos y soluciones propuestas por los comités de innovación de la Agéncia especializados en hábitat sostenible y economía circular, que apuestan por la implementación de bienes de consumo, materiales y sistemas constructivos más sostenibles; además de desarrollar nuevas técnicas de valorización de residuos. 

Asimismo, ORACLE se enmarca en los ejes de calidad de vida y producto innovador de la Estrategia de Especialización Inteligente de la Comunitat Valenciana, RIS3CV, que lidera la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital.