| 09 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Foto de archivo
Foto de archivo

Los saqueadores de iglesias se gastaban el botín en fiestas y alardeaban de ello

Una disputa amorosa y celos entre los integrantes de la banda propició la disolución y el cese de los asaltos, que vendían en tiendas de ocasión las imágenes, joyas y objetos de eucaristía

| A. Maestre Edición Alicante

Se hacían fotos con los medallones que robaron en iglesias de las provincias de Alicante y Murcia y las subían a las redes sociales. Luego vendían los objetos de valor en tiendas de compro oro y de segunda mano y se gastaban el dinero en fiestas. 

El cabecilla de la banda relató los detalles de una fiesta de diez días ininterrumpidos, a costa de lo robado. La organización delictiva estaba formada por chicos y chicas de diferentes edades, aunque todos muy jóvenes y algunos menores de edad. 

Los integrantes más fuertes de la banda forzaban las puertas de acceso y los más jóvenes y menudos entraban a las iglesias por pequeñas ventanas, donde se encontraba el botín y se encontraban los objetos de la eucaristía, las joyas y las imágenes que robaron durante meses. 

 

La presión policial y la investigación del grupo de Policía Judicial que está compuesto por agentes muy jóvenes y muy experimentados en estas labores fueron dando poco a poco a través de las denuncias e informaciones recopiladas. Visionaron las imágenes de los vídeos de seguridad en colaboración activa con la comisaría local de Molina de Segura y con la colaboración de la Diócesis de Murcia.