21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ana Barceló, consellera de Sanidad y Salud Pública / FOTO: GVA
Ana Barceló, consellera de Sanidad y Salud Pública / FOTO: GVA

Ana Barceló: “Nuestras decisiones no son caprichos”

La consellera de Sanidad considera que haber agotado las existencias de dosis en dos días en los macrocentros de vacunación ha sido “un éxito”, que ha demostrado la capacidad de organización

| David Monllor Edición Alicante

Ana Barceló tomó las riendas de la Sanidad Pública en la Comunidad Valenciana en busca de “recuperar el tiempo perdido”, como mencionó en su puesta de largo cuando tomó la cartera en sustitución de Carmen Montón en 2018. La pandemia le ha cogido por sorpresa -como a todo el mundo- y ha puesto a prueba su capacidad de gestión al frente de la Consellería. Esta situación la mantiene en el foco mediático con todos sus movimientos desde el inicio de esta crisis.

Sus decisiones generan consecuencias y son motivo de análisis y crítica. No solo desde el ámbito sanitario, sino también desde los sectores económicos. Sus acciones trascienden de manera transversal a todo el tejido social de la Comunidad Valenciana.

Las restricciones de movilidad y el cierre de la hostelería con posteriores limitaciones de horarios han marcado un modelo de gestión de la pandemia que le ha generado desencuentros con los empresarios de la hostelería y el sector turístico. Actualmente la Comunidad Valenciana es la región con menos incidencia del virus del territorio español, aunque ella insiste en que “no hay que confiarse”. Pese a eso ha 'abierto la mano' a la hostelería, permitiendo su ampliar la hora de cierre hasta las 22:00 horas.

De la agilidad con la que se desarrolle el proceso de vacunación dependerá el futuro del turismo y la reactivación de la economía en la Comunidad Valenciana.

- Tenemos personal sanitario entregado, ‘vacunódromos’, autobuses gratuitos, pero nos falta lo esencial; las dosis ¿Por qué no hay vacunas en Alicante?

Cada semana tenemos vacunas hasta agotarlas. Es decir, nos da lo mismo que se agoten un martes o un miércoles. Si no hay suficientes es porque el ritmo de vacunación es muy rápido. Eso es lo más importante en esta situación.  Aún así, creo que el ritmo va a ir cada vez a más hasta llegar a la inmunización total después de verano. Esta semana, por ejemplo, comenzaremos a recibir unas 170.000 vacunas de Pzifer, unas 34.000 de Astrazeneca y 14.000 de Janssen.

Además Janssen se ha comprometido con la Comunidad Valenciana, y ya conocemos que de esta farmacéutica con una sola dosis es suficiente. Lo único que falta por decidir ahora es si se mantiene la suspensión de Astrazeneca para las personas menores de cincuenta y cinco años. El resto marcha según lo previsto y llegarán esas dosis semanalmente, lo que nos permitirá inmunizar a la población de manera escalonada.

- Hace un par de meses usted dijo que sería la última en vacunarse, haciendo un paralelismo con aquello de ser el capitán del Titanic ¿Qué le ha hecho cambiar de opinión?

Sí, es verdad, en aquél programa de televisión manifesté esa intención, y hubiera mantenido aquella decisión de no ser por las incertidumbres generadas en la población. Ha habido voces que han podido generar inquietud en la población. En este sentido, la idea era lanzar un mensaje de tranquilidad. Las vacunas son seguras, han pasado todos los ensayos clínicos y fueron autorizadas por los responsables sanitarios. En mi caso, fui vacunada por Astrazeneca, que es la que corresponde a mi grupo de edad, y sigo sana. No hay nada que temer. Los vacunados estamos a salvo.

Creí en ese momento que saltándome ese comentario que hice estaba contribuyendo a la seguridad de la ciudadanía.

- ¿Ha tenido algunos efectos secundarios con la vacuna?

La verdad es que no. Apenas he experimentado síntomas después de vacunarme, es decir, algo de dolor de cabeza pero nada que no pueda solucionar un paracetamol. Mira, lo que he sentido es emoción con la vacuna. Esta pandemia tiene que acabar algún día. Por ello invito a todo el mundo a que acuda religiosamente a su cita con la sanidad.

- Hay gente que pone en duda la localización de estos centros de vacunación. Quizá están algo alejados de las ciudades...

Se ha facilitado el transporte y además estos enclaves tienen una gran capacidad de aparcamiento. En otros lugares quizá esto habría sido más complicado de gestionar. Las personas que vengan con su vehículo no tendrán ningún problema. Además, se escogieron por estar alejados del bullicio de la ciudad y permitir vacunar a mucha gente al mismo tiempo. Aun así, esto es compatible con los puntos básicos levantados para las poblaciones más pequeñas. La red de vacunación pretenda compaginar las necesidades de los ciudadanos.

- Veinticinco personas metidas en un autobús choca con las medidas sanitarias...

Tenemos que diferenciar entre estar en una terraza, donde uno está consumiendo y se quita la mascarilla, al viaje en autobús hasta los centros de vacunación, donde se hace el desplazamiento con plenas garantías. En el autobús la persona va a estar sentada sin apenas desplazarse.

Las críticas llegan porque es inherente a este oficio. Entiendo la queja de algunos ciudadanos que piden vacunarse al lado de casa. Deben conocer que la razón de concentrar la vacuna en estos puntos está relacionada con la logística y la agilidad a la hora de poner dosis. 

Si se mantiene el compromiso de las farmacéuticas, después del verano habremos alcanzado la ansiada inmunización

- En Aspe andan descontentos con este plan de vacunación, porque se han gastado 25.000 euros en una carpa que está sin utilizar y se sienten engañados

Nunca les hemos pedido que habiliten esas instalaciones. Entiendo ciertas incomodidades, pero puede que en un futuro la carpa sea utilizable como punto de vacunación. Pido sobre todo tranquilidad a la gente. Por supuesto se agradece que los alcaldes estén predispuestos a colaborar en la medida de lo posible con este plan.

Sin embargo, tengo que decir que cuando se anunciaron los puntos de vacunación masiva no pedimos ninguna inversión aparte a las administraciones locales. Sobre lo de Aspe en concreto, pues mire, ni siquiera me preguntaron acerca de ello. Fue una pena que el alcalde no pudiera venir al encuentro que mantuve con el resto de mandatarios locales en IFA, porque allí le hubiese podido explicar este asunto con más detalle.

- ¿Cabe la posibilidad de que se administre una segunda dosis diferente a la primera?

En estos momentos el Ministerio de Sanidad está realizando un ensayo clínico junto al Instituto de Salud Carlos III. El resultado se dará a conocer a la opinión pública. En cualquier caso, el mensaje fundamental es que hay que vacunarse. La intranquilidad generada debe convertirse en seguridad. Todos los mecanismos puestos en marcha están funcionando y ello debe convencernos.

- ¿Podrán venir turistas de otras comunidades autónomas en verano?

Si se mantiene el compromiso de las farmacéuticas, después del verano habremos alcanzado la ansiada inmunización. Para nosotros haber conseguido que todas las personas mayores de ochenta años estén vacunadas es un logro. Todo lo que sea ayudar a las personas de riesgo evidentemente nos abre una puerta de esperanza de recuperar la movilidad. Veremos qué ocurre, pero creo que a final de agosto o principios de septiembre ya estaremos en disposición de que vengan turistas.

Este 2021 no habrá hogueras y menos tal y como las conocemos tradicionalmente. Vamos a valorar la celebración de actos que cierren un ciclo en la fiesta

- Alicante es segunda residencia vacacional de muchos españoles ¿podrán venir en junio, julio y agosto?

Yo creo que sí. Espero de verdad que la situación en el resto del país se estabilice para poder recibir a todos. La movilidad dependerá también de las medidas que cada comunidad autónoma tome. Aquí lo más importantes es conocer la presión hospitalaria, y los porcentajes de camas ocupadas en el hospital. Cierto es que si el ritmo de vacunación aumenta, como está previsto, podremos prescindir de ciertas medidas restrictivas y permitir la movilidad entre territorios.

- ¿Está de acuerdo con que se acabe el estado de alarma el 9 de mayo?

Por supuesto. Tenemos las herramientas suficientes para mantener el control. Cada vez que dictamos una resolución se ha de justificar por qué tomamos unas medidas y no otras. La ciudadanía tiene que entender que no son caprichos. Todas las decisiones obedecen a estudios científicos. Yo no me levanto pensando a qué sector puedo fastidiar o perjudicar hoy.

- ¿Tendremos hogueras este año en Alicante?

No, ni Fallas ni la Magdalena ni Moros y Cristianos. Y menos tal y como las conocemos tradicionalmente. Ahora mismo están suspendidas, aunque no canceladas. Hay previsto un encuentro con la presidenta de la Federación de Hogueras, Toñi Martín-Zarco, para hacer un seguimiento, en el que se discuta acerca de cómo abordar este asunto próximamente.

Veremos la evolución de la pandemia cada mes para decidir algo. Vamos a buscar la manera de celebrar actos que cierren un ciclo para completar la fiesta, que necesita cubrir etapas con presentaciones y otro tipo de actos y ver cómo evoluciona todo. Ojalá se puedan ir celebrando fiestas, pero desde luego, de momento no serán con la misma estructura que las conocemos.

             *Entrevista extraída del programa Alicante Actualidad de 12Tv