| 19 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Enrique Ortiz durante una de las sesiones del juicio
Enrique Ortiz durante una de las sesiones del juicio

Enrique Ortiz: “La sentencia prueba que no hubo amaño del PGOU”

El empresario alicantino pide que “en el futuro haya un trato más respetuoso hacia mi presunción de inocencia” y lamenta la “larguísima condena” pública a la que ha sido sometido

| A. Maestre Edición Alicante

El empresario alicantino Enrique Ortiz ha manifestado, tras conocer el fallo de la sentencia por el caso PGOU, que ha quedado demostrado que “no puede hablarse de amaño, por mucho que esta expresión se repita públicamente”, en relación a la gran cantidad de veces que ha aparecido esa palabra en titulares de prensa.

Ortiz lamenta, en un comunicado que ha remitido a ESdairio, la dilatación que el procedimiento judicial ha tenido, lo que le ha sometido al enjuiciamiento público a través de los medios de comunicación durante doce años. Afirma que “la misma sentencia reconoce que este procedimiento judicial ha tenido una duración excesiva”. El empresario lamenta que “han sido más de doce años de un proceso que me ha ocasionado gravísimos perjuicios en lo personal y que también ha afectado a mi actividad profesional”.

 

La sentencia no es firme y contra la misma cabe interponer Recurso de Casación, en el plazo de cinco días, ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo. De momento nadie ha comunicado la interposición del recurso, aunque habría que esperar ese plazo de cinco días para conocer si finalmente se eleva al Supremo o se consolida como sentencia firme, lo que daría por finalizado el procedimiento judicial contra el empresario.

COMUNICADO DE ENRIQUE ORTIZ SELFA

Tras la sentencia de la Audiencia de Alicante hecha pública hoy, deseo manifestar públicamente lo siguiente:

Esta decisión judicial me absuelve de cuatro delitos de los que se me acusaba en relación con el PGOU de Alicante.

El tribunal que dicta sentencia me absuelve y, por tanto, no puede hablarse de “amaño”. La sentencia prueba que no hubo “amaño del PGOU”, por mucho que esta expresión se repita públicamente.

La multa que se me impone viene dada por el regalo en Navidad y que el tribunal considera “excesivo”.

 

La misma sentencia reconoce que este procedimiento judicial ha tenido “una duración excesiva”. Han sido más de doce años de un proceso que me ha ocasionado gravísimos perjuicios en lo personal y que también ha afectado a mi actividad profesional. La dilatación de este caso y su repercusión mediática ha conllevado para mí una larguísima condena previa y pública, que lamentablemente ha pesado también sobre mi familia y mi entorno. Espero que en el futuro haya un trato más respetuoso hacia mi presunción de inocencia.

Mi mayor deseo a partir de ahora es que el final de este proceso judicial nos permita a mí y a mi familia pasar página en lo personal. Nuestra voluntad es continuar trabajando para garantizar el futuro de nuestras empresas y de todos los puestos de trabajo que generan.