| 29 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Carlos González y Juan José Ruiz
Carlos González y Juan José Ruiz

La gorra, el blusón y la boina

En un radio de 350 km tenemos 6 facultades de medicina y eso no es “sostenible”, sencillamente es un dispendio, un derroche de dinero público como acertadamente ha señalado el Rector UMH

| Juan Navarro Edición Alicante

El Alcalde de Elche genera en mí sentimientos encontrados. De una parte, Carlos González me parece una especie de polichinela avanzado, incluso con una carga de erudición no enfrentada a su aspecto polichinelesco, y por otro lado me recuerda a don Paco, el eterno novio de Lolín, la hija de Ulises Higueruelo, personaje creado por Benejam en el TBO de los años sesenta.

Este personaje histriónico ha sido capaz de sorber y soplar a la vez en el caso de su relación con la Universidad Miguel Hernández de Elche, algo curioso que debería tener en cuenta y cambiar su dedicación como alcalde de su pueblo para dedicarse al circo y me explico: Don Carlos es capaz de montar un circo porque la UMH no tiene en su anagrama la E de Elche, y ahora ordenar a su grupo municipal que no vote a favor de la moción de apoyar al rectorado de la UMH, es decir su Universidad, contra la instalación de la licenciatura de medicina en la Universidad de Alicante. Da la impresión de que a la máxima autoridad ilicitana le molesta la Universidad y anda enredando y colocando a su grupo municipal en esa diatriba.

Felipe González, ya en 1989, se puso en contra de la creación de Canal 9 con una frase lapidaria: “Si Juan Lerma quiere que su madre lo vea en televisión que venga a Televisión Española o bien que pague él una televisión, no la administración pública”. Juan Lerma, esfinge de oídos sordos, desoyó la recomendación y creó Canal Nou poniendo al frente a un diletante de predicamento de izquierda pero que disfruta de la vida como un canónigo del siglo XVIII: Amadeu Fabregat. Con los recursos enterrados en Canal Nou en la época de Lerma y Zaplana se podría alfombrar de mármol todas las calles de Alicante y sobraría para unas hogueras “gratis total”. Pero desgraciadamente ese es el problema de la boina y el blusón: todos quieren una universidad en la puerta de su casa.

Quiero recordar al lector que el crear la Universidad de Elche y trasladar allí medicina fue idea de ese personaje eventualmente chocante que anda enredando en la Fundación Ellis; ya veremos como acaba eso, llamado Andrés Pedreño Muñoz, que, al igual que Quevedo, tuvo que elegir o bien el presidio o bien el destierro; Pedreño eligió el destierro a 300.000 euros año más “poyaques”.

Da la impresión de que a la máxima autoridad ilicitana le molesta la Universidad y anda enredando y colocando a su grupo municipal en esa diatriba

En un radio de 350 km tenemos 6 facultades de medicina y eso no es “sostenible”, sencillamente es un dispendio, un derroche de dinero público como acertadamente ha señalado el Rector de la Universidad Miguel Hernández, Juan José Ruiz, pero los delirios oníricos de Manolo Palomar, quizás el peor rector de la UA, de acuerdo a compañeros míos que siguen en activo en mi querida Universidad de Alicante, traen de aquellos polvos, estos lodos.

Nadie le puede negar al Profesor Ruiz, Rector de la UMH la razón cuando afirma que no es lógico una nueva facultad de Medicina. La facultad de Medicina de la Universidad Miguel Hernández, entre otros logros y para aquellos de flaca memoria escribo: Instituto de Neurociencias, ejemplar colaboración del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universidad Miguel Hernández; múltiples cátedras en colaboración con la empresa privada, convenios de colaboración con todos los hospitales públicos universitarios y con todos los privados de la provincia de Alicante, equipos de investigación con artículos publicados en revistas inscritas en el “citation index” y como decía Aracelí que reinaba en el restaurante oriolano Casa Corro: “Sigo o me callo”.

 

Juanjo Ruiz Martínez, el Rector de la UMH me parece una persona a la que se le puede atribuir lo que François Mitterrand utilizó en su campaña electoral de 1981: “La force tranquille”. Es un hombre tranquilo, lejos de enfrentamientos, pero obviamente debe velar por la financiación universitaria como hace la UA, la Politécnica de Valencia, la literaria, y la Jaume primer de Castellón y ello significa que mientras las universidades estén infra financiadas no puede ser que se cree una nueva facultad de medicina frente a la cual el único partido que la defiende es el PSOE y ni siquiera sus socios de gobierno están de acuerdo.

Querido Alcalde de Elche, Ilustrísimo don Carlos González: “enfúndese en los pantalones largos de su hermano y en la primera bocanada de rubio americano, que el aire será más azul y la noche más corta, si no le cura, al menos, le reconforta”. Quítese la boina y deje el blusón para los Moros y Cristianos de verano. Disciplinadamente le invito a un arroz “en costra” en Frisone o en el Casino Alemañ de las Bayas y “juntos dejemos pasar muchas horas”.