03 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

Bernabé Cano: “Creo que al final Ciudadanos desaparecerá”

El alcalde de La Nucía ha conseguido que este municipio sea el epicentro español del deporte y una referencia europea para equipos, atletas y deportistas que acuden a sus instalaciones.

| A. Maestre Edición Alicante

Médico a los 24 años y alcalde a los 31. Bernabé Cano es el claro ejemplo de que en los pueblos se vota más a la persona que al partido. En las municipales casi triplica el resultado que el PP obtiene en otras convocatorias. Actualmente también es Diputado Provincial de Deportes.

Aprendió de su padre –Camilo Cano, primer alcalde de la democracia en su municipio y diputado provincial por la UCD- a ser un hombre hospitalario, amable y soñador. Su empeño de poner en el mapa deportivo a su pueblo se va cumpliendo. La Nucía cuenta con unos 19.000 habitantes censados -40.000 residentes contabilizados- y se gestiona como una gran ciudad, por la cantidad de urbanizaciones que tiene su disperso núcleo urbano.  

El casco antiguo conserva el sabor de un pequeño municipio montañoso del interior de la provincia de Alicante, forjado con el carácter abierto y amable de sus gentes.

A sus 53 años, Bernabé Cano lleva 19 como alcalde y tiene la ilusión de volverse a presentar, para continuar con su proyecto de convertir a La Nucía en el epicentro español del deporte y en una referencia europea para equipos, atletas y deportistas que acuden a sus instalaciones a competir o a preparar sus temporadas.

La Nucía es un modelo de éxito en la colaboración público-privada para la elaboración de grandes proyectos. Un claro ejemplo es la gestión de su Ciudad Deportiva, que proporciona riqueza al municipio e importantes ingresos al Ayuntamiento.

Aboga por un Partido Popular “grande” que acoja a todas las sensibilidades de centro-derecha como alternativa necesaria para recuperar el gobierno autonómico y estatal.

-¿Cuál es la clave de su éxito?

Yo creo que es estar al lado de los vecinos de La Nucía y al pie de la calle. Que vean que te preocupas, que cuando atiendes a los vecinos intentas resolver los problemas. A veces se puede y otras no. Pero hay que intentar esa proximidad, escuchar y saber lo que pasa en la calle.

A mí no me gusta ser un alcalde que se pasa todo el día en el despacho. Me gusta salir a la calle y pasear por ahí. Cuando se está fuera del despacho institucional la gente tiene más confianza para decirte las cosas.

Recorro todas las urbanizaciones, tengo costumbre de ir a las reuniones de las comunidades de vecinos. Un punto en su orden del día es «visita del alcalde», para que me puedan preguntar cualquier cosa. El éxito es estar al pie de la calles y ser uno más, porque a mí me preocupa lo mismo que a cualquier vecino que está en la calle.

-¿Ser alcalde de un pueblo es como ser médico de familia?

Es muy parecido. Tienen en común que los 365 días del año eres médico y eres alcalde. Te tiene que gustar, porque igual que en la medicina se acercan amigos o conocidos para pedir consejo, en la política te paran por la calle para trasladarte los problemas de su calle o de su urbanización. El contacto con la gente en directo, estar al servicio de los demás y llevar el cargo todos los días es fundamental.

-Gobierna un pueblo con características de una gran ciudad

La complejidad de la Nucía es que el casco antiguo es el mismo que hace 30 años. Hemos ido creciendo en las urbanizaciones y en las viviendas unifamiliares. Hemos ido apostando por la calidad y por las viviendas unifamiliares. Empadronados estamos cerca de 19.000 habitantes, pero tenemos constancia de que residen en La Nucía unas 40.000 personas de manera habitual.

Lo complejo es que la extensión de calles y de infraestructuras es muy grande. Tenemos 6.000 farolas, más que Benidorm. 168 km de calles y más barredoras que Benidorm. La Nucía tiene 64 parques infantiles repartidos en todas las zonas residenciales, 46 pistas deportivas, centros Ssociales, bibliotecas, retenes de policía, y todo eso lo hace complejo de gestionar. Ocasiona que menos población con más extensión de terreno sea mucho más caro de mantener. Todo concentrado en un núcleo urbano sería más sencillo y más barato.

El 83% de los niños en edad escolar de la Nucía practican deporte, frente al 64% de la media nacional. Los diabéticos e hipertensos del municipio han bajado las dosis o han dejado la medicación

Ha convertido a La Nucía en un referente del deporte

Esto es una locura personal. Las primeras instalaciones deportivas que se hicieron en la Nucía las hizo mi padre, que fue alcalde dos legislaturas con la UCD y diputado provincial. Empezó haciendo un campo de fútbol de tierra y una piscina al aire libre.

Cuando entré de alcalde quise hacer un proyecto importante que tuviese atractivo para el pueblo y que lo diese a conocer.

Otros sitios tienen playa que promocionan la población al turista, otros tienen festivales de cine o de música. Yo pensé invertir en el deporte y que hacer una ciudad deportiva potente podría convertirse en un motor económico y promocional. Ahora hay muchísima gente que conoce La Nucía por el deporte. De otro modo nos habríamos quedado en una zona residencial de Benidorm y nada más.

Esto está haciendo que nuestra población practique más deporte. El 83% de los niños en edad escolar de la Nucía practican deporte, frente al 64% de la media nacional. Los diabéticos e hipertensos del municipio han bajado las dosis o han dejado la medicación.

Esta cultura de vida saludable es un atractivo para que residentes del norte de Europa hayan decidido tener aquí su segunda residencia. También deportistas de élite que vienen a entrenar varias veces al año, como los triatletas ingleses Alistair Jonathan Brownlee, que han terminado comprándose una casa aquí. Ha pasado con el tenista David Ferrer, que ha instalado aquí su academia, por los servicios que presta la ciudad deportiva. En su academia tiene tenistas de medio mundo que están viviendo en La Nucía. Al final es un motor económico que genera riqueza y proporciona calidad de vida.

-¿Es un modelo extrapolable a la provincia?

Alicante tiene un gran campo por trabajar dentro del sector del turismo deportivo. Si todos los municipios de la provincia tuviesen instalaciones de calidad, teniendo la ventaja que tenemos del clima y del aeropuerto internacional, creo que podríamos tener una red de instalaciones deportivas para atraer muchísimos eventos amateurs o profesionales.

Aquí una empresa francesa que se encarga de organizar olimpiadas deportivas para colegios profesionales nos ha pedido organizar las olimpiadas de colegios de médicos y colegios de abogados en 2021 y 2022. Eso traerá a más de 2.500 deportistas con alto poder adquisitivo, que vienen y aprovechan para hacer turismo con la familia.

A la provincia de Alicante le falta trabajar esa estructura de instalaciones deportivas de calidad. Es importantísimo entender que para que vengan deportistas de élite las instalaciones tienen que ser ‘top’. Uno de los déficits que tiene la provincia de Alicante es que los ayuntamientos no tienen instalaciones deportivas de calidad, no se cuidan bien y no están acondicionadas.

Cada vez hay más gente que organiza sus vacaciones dependiendo de la disciplina deportiva que le gusta y dónde lo puede practicar durante su estancia.

Deportistas de élite vienen a entrenar varias veces al año, como los triatletas ingleses Alistair y Jonathan Brownlee, que han terminado comprándose una casa aquí

-La pandemia ha obligado a tomar decisiones complicadas

Ya no solo como alcalde, me preocupa mucho como médico, porque sé lo peligroso que es la covid y los efectos secundarios que tiene. Los vecinos de aquí, sabiendo que yo soy médico, confían en mis decisiones. Tienen que estar bien meditadas y no podemos correr ningún riesgo. Tenemos que abordar todas las medidas de seguridad. Hay servicios del ayuntamiento que no he puesto en marcha porque considero que tienen algún riesgo y, aunque desde el gobierno de España las ha autorizado, nosotros no lo hemos activado todavía, como los parques infantiles que no los hemos abierto todavía.

En la Nucía tenemos dos geriátricos, un centro de día y viviendas tuteladas para mayores, que son sitios potencialmente peligrosos. No hemos tenido ningún caso en estos centros, pero sí me preocupa porque hablo con compañeros médicos y me cuentan cómo llegan los enfermos y cuáles son los problemas que tienen y cómo agrava su situación.

-¿Cómo se gestiona una crisis así?

Con mucha información. Es imprescindible ofrecer información precisa y completa, para que sepan por qué estamos tomando las decisiones que tomamos. La Policía Local de La Nucía no ha puesto ninguna sanción porque la gente ha cumplido y no se han detectado incumplimientos. Ha habido muy pocos casos de contagios y ningún fallecido. Informar nos ha permitido que la gente cumpla más.

Ana Barceló tendría que haber dimitido inmediatamente cuando acusó a los médicos de haberse contagiado en viajes particulares. Se ha burlado de los profesionales sanitarios

-¿Qué ha hecho mal el Gobierno de España?

La gente que va a trabajar para dar seguridad tiene que disponer de los equipos necesarios desde el primer momento. Lo que no puede ser es que los sanitarios se jueguen la vida sin medios con los que protegerse. Ese fallo es imperdonable, porque ha costado muchas vidas.

Hay hospitales que han reducido su capacidad porque tenían a parte del personal contagiado. No se ha contratado a más gente. No se ha controlado bien la seguridad de los sanitarios. Ha habido más carga de trabajo en los hospitales, no ha habido test rápidos ni PCR para el personal sanitario, porque el gobierno ha tardado mucho en reaccionar. La gestión del material sanitario ha sido nefasta. Ha habido comunidades autónomas que han recibido material sanitario antes que el propio estado, y eso no lo puedo entender.

-¿Y la Conselleria?

Tenían que haber comprado inmediatamente material sanitario y Epis para el personal y contratar más médicos para reforzar las plantillas. Tendrían que haber incorporado a los MIR con unas condiciones dignas. Les han mantenido el sueldo a los que ya han terminado su especialidad y han aprovechado esta situación para ahorrarse dinero y pagar sueldos mínimos (1.050€) a los nuevos médicos, cuando han estado trabajando como el que más.

-¿Ha faltado colaboración público-privada?

La sanidad pública tendría que haberse apoyado en los hospitales privados. En vez de hacerlo, les han generado unos problemas económicos grandísimos, porque tenían que estar preparados por si hacían falta y eso ha bloqueado su día a día de trabajo y tuvieron que anular sus agendas.

Estoy convencido de que para un buen funcionamiento la colaboración público-privada es fundamental. Aquí en la Nucía tenemos muchísimos proyectos de colaboración, como los geriátricos, donde el suelo es municipal y la inversión de empresas privadas. Lo mismo pasa en la Ciudad Deportiva, donde la mayoría de  los edificios son inversiones de empresas privadas, que tienen concesión para gestionar y explotar la actividad.

Conozco casos donde los hospitales privados tenían PCR para hacer pruebas y los públicos no tenían. Han ofrecido hacer pruebas y la Consellería lo ha prohibido. ¿Cómo es posible que los hospitales privados hayan traído tests de China antes que la Consellería? Ahí se demuestra la mala gestión.

La Consellera, Ana Barceló, tendría que haber dimitido inmediatamente cuando acusó a los médicos de haberse contagiado en viajes particulares. Se ha burlado de los profesionales sanitarios.

-Hablemos de su partido, ¿qué ha cambiado en el PP de Alicante tras el Congreso?

Yo creo que es el resurgir del Partido Popular. Ha habido unos años en los que el PP ha perdido muchísimos votantes por los errores que se han cometido y ha llegado el momento de dar un cambio de imagen y un giro al partido. Con el congreso y con la elección de Carlos Mazón como presidente se le da un nuevo impulso al partido. Yo soy de la opinión de que el presidente de la diputación tiene que ser el presidente del partido, porque va paralelamente el funcionamiento del partido con el de la institución.

-¿Qué le convence de Mazón?

Carlos Mazón está haciendo un magnífico trabajo porque está recuperando gente que se había apartado del partido o de la política, y al final lo que hay que hacer es sumar. En política es fundamental sumar y estos tres años de legislatura que quedan creo que el PP de la provincia va a tener un crecimiento importante.

Me convence de él que tiene las ideas muy claras. Que hay que ir pueblo por pueblo. Que hay que captar a cualquier persona que tenga una inquietud política y eso es muy importante.

Muchos votantes del PSOE o del PP se cansaron de lo que estaba pasando en los dos partidos mayoritarios y por eso aparecieron nuevas formaciones. Ahora parece que se vuelve a recuperar la fuerza de los partidos.

Al final el PP es el partido que apoya la creación de empleo en las salidas de las situaciones económica difíciles, y conforme están pasando los días de la gestión del gobierno los ciudadanos ven que la única alternativa posible es el Partido Popular. Si el voto se dispersa y hay otras siglas políticas que representan similares sensibilidades se pierde fuerza y no podremos tener una mayoría suficiente para gobernar.

El principal apoyo del PP es gente de centro. Tenemos que sumar por la izquierda y por la derecha

¿Es un mensaje de reconciliación?

Sí, porque creo que la mayoría de los votantes de Cs y de Vox en algunas elecciones han votado al Partido Popular y creo que hay que recuperar ese voto. Por la ley  D'Hondt se pierde representación al dispersar el voto. Lo que hay que hacer es un partido grande que acoja a toda la corriente de centro-derecha para que al final se sume más y tengamos fuerza para poder gobernar.

-¿Reunificar el voto en un solo partido?

Hay que recuperar al votante de Cs para el Partido Popular y así está ocurriendo. Vemos que van bajando en intención de voto y yo creo que al final desaparecerán. Hay muchos votantes de Cs que están arrepentidos de haberles votado. Estaban enfadados con el PP y decidieron cambiar de voto, pero ahora están desilusionados porque en un sitio gobiernan con el PP y en otros con el PSOE.

Muchas personas que representan a Ciudadanos han salido de las filas del PP y eso hay que solucionarlo. Dijo Carlos Mazón en el congreso que lo que hay que hacer es sentar a las partes y sumar, o no podremos sacar mayorías absolutas.

-¿En qué espacio ideológico?

El PP tiene que estar en el centro, con una línea ideológica que atraiga a la gente de derechas que entienda que hay que ser prácticos con el voto. El principal apoyo del PP es gente de centro. Incluso gente de izquierdas que coincide con nuestro discurso. Tenemos que sumar por la izquierda y por la derecha.

-¿Y el voto territorial?

La defensa del territorio pasa por reivindicar las inversiones autonómicas y estatales. Muchas veces la provincia de Alicante se ha visto agraviada cuando se aprueban los presupuestos del Gobierno de España o de la Generalitat. Comparas cualquier área de la Diputación de Valencia con la de Alicante en cultura o deportes y es para que los alicantinos digamos ¡basta ya! En Alicante vivimos dos millones de personas de los cinco millones de toda la Comunitat. Vemos como las inversiones son mínimas.

En los últimos cinco años no ha habido ninguna inversión de la Generalitat Valenciana en toda la provincia de Alicante. Las únicas inversiones importantes que se han hecho en la provincia son las 350 obras impulsadas por la Diputación.

La Generalitat sacó el Plan Edificant y no se ha hecho ni un solo colegio en cinco años en la provincia de Alicante. El gobierno valenciano nos tiene totalmente abandonados. Somos la cuarta provincia de España y eso se tiene que ver reflejado en inversiones por parte de la Generalitat y por parte del Gobierno de España.

Llevamos cinco años de desgobierno y se está notando en las inversiones privadas

-¿Habrá 'alicantinismo' en el Congreso Regional?

Sí, sí. Alicante debe tener el peso proporcional a sus habitantes. Lo que no puede ser es que Valencia cope todos los cargos de la estructura y deje lo mínimo para Alicante, porque nosotros debemos tener peso. No podemos estar callados. La tierra alicantina tiene que reclamar lo que le corresponde.

-¿Cuál será la clave de ese congreso?

Para el Congreso Regional el partido tiene que abrirse, incorporar gente nueva y nuevas caras. La puerta tiene que ser bien grande para que tenga la máxima cabida, o no podremos recuperar la Generalitat. Esta comunidad necesita que el PP gobierne. Llevamos cinco años de desgobierno y se está notando en las inversiones privadas. Para recuperar la Generalitat es necesario abrirse, captar más gente y que el partido se renueve.