| 26 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
José Ramón González, concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante / FOTO: O. Avellán
José Ramón González, concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante / FOTO: O. Avellán

José Ramón González: “No podemos mirar para otro lado como hizo el tripartito”

El concejal de Seguridad defiende que la nueva Ordenanza de Convivencia Cívica permitirá “solucionar problemas que denuncian los vecinos” para resolver conductas que alteran la convivencia

| A. Maestre Edición Alicante

El concejal de Seguridad de Ayuntamiento de Alicante, José Ramón González, defiende que la nueva Ordenanza de Convivencia Cívica aprobada en Junta de Gobierno este martes persigue asegurar el comportamiento pacífico en la vía pública, para que se pueda transitar por Alicante “sin ser perturbado, sin ser molestados en su voluntad, y sancionará las perturbaciones por ruido, prohíbe todo tipo de grafitis, consumir bebidas alcohólicas en los espacios públicos así como la realización de actividades y la prestación de servicios en el espacio público que deben de contar con autorización municipal y carezcan de ella”.

El edil de Seguridad ha explicado que pretendemos "solucionar problemas que nos denuncian los vecinos diariamente de convivencia, abordarlos de la mano de los servicios sociales, acompañando y ofreciendo ayuda a las personas que lo necesitan, estudiando cada caso, ofreciendo prestaciones y tratando las adicciones, no podemos mirar para otro lado como hizo el tripartito, dejando que los problemas fueran de los vecinos sin aportar soluciones, ahora podremos poner medidas sociales para resolverlas".

González cree que esta es una buena ordenanza “que hemos impulsado para resolver conflictos ciudadanos, para garantizar la convivencia cívica actual contra la mendicidad ilegal coercitiva, con violencia o intimidación, evitar actividades de explotación sexual, actuar y responder sobre actitudes de acoso o sobre conductas vandálicas”.

Equipo de gobierno lleva trabajando en el borrador de esta ordenanza durante más de un año. Se ha pasado el modelo de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) aprobado en muchos ayuntamientos de España con el consenso mayoritario de todos los grupos políticos.